Algo más que saciar la sed

El sector de las bebidas gaseosas, limonadas y refrescos incluidos, es una categoría madura dentro del mercado de las bebidas. En los últimos años ha experimentado múltiples cambios, una situación que se espera que continúe en el futuro próximo.

Las bebidas gaseosas tienen precios y márgenes relativamente bajos comparados con algunas otras categorías de bienes de consumo, de ahí la tendencia del propietario de las marcas a añadir otros costes adicionales a través de la innovación en su empaquetado. La industria está tratando de encontrar medios para suministrar el producto en términos de eficacia y eficiencia acorde con sus objetivos pero con mejor rentabilidad desde el punto de vista de la fabricación.

Esta industria se ve sometida a la presión por parte de grupos de interés relacionados con la salud que buscan mejorar la dieta de los consumidores, especialmente cuando se convierte en un problema de obesidad infantil. En consecuencia, ha habido un cambio de tendencia de las bebida gaseosas con alto contenido en azúcares hacia variedades o propuestas más saludables y, con frecuencia, sin azúcar, que ofrecen sabores y calidad comparables. El aumento de las bebidas deportivas ha repercutido en la cuota de mercado. Las claves pasan por reducir los costes y ganar la batalla en los puntos de venta, haciendo que el producto destaque en los estantes y comunicando los valores de las marcas icono. La sostenibilidad también forma parte de la agenda.

GEA puede ofrecer una gama completa de equipos para sus necesidades específicas, desde sistemas de recibo, medición de caudal de líquidos con caudalímetros de máxima precisión, desaireación de agua, disolución de azúcar, mezclado en línea o por lotes y carbonatación hasta sistemas de llenado y empaquetado. Suministramos las soluciones que demanda su proceso completo de producción.