Envasado de alimentos

Los cinco factores que intervienen en el envasado de alimentos son: ALMACENAMIENTO: control de porciones, conservación de productos pequeños, por ejemplo en lata, tarro, botella, bolsa, bandeja al vacío, bandeja preformada, etc. PROTECCIÓN: contra deterioro, fuga, rotura, deshidratación, contaminación, robo y alteración. Protección física contra golpes, vibración, compresión, temperatura, etc. Protección barrera contra oxígeno, vapor de agua, polvo, bacterias, etc. • INFORMACIÓN: identificación del producto, descripción de uso o preparación, aviso sobre riesgos derivados del uso indebido, listado de ingredientes, datos nutricionales y precio, etc. PROMOCIÓN: herramienta de marketing para diferenciar el producto de otros similares y atraer la atención en comercios y supermercados utilizando, por ejemplo, marcas, colores, ilustraciones y formas. TRANSPORTE: mayor facilidad y seguridad para trasladar productos desde el fabricante hasta el almacén y el comercio (envases terciarios) y hasta el consumidor (envases primarios).

La publicidad en el envase es más efectiva que el anuncio publicitario

Dado que el sector alimentario minorista ha reemplazado casi por completo las pequeñas tiendas de comestibles, carnicerías y otros comercios especializados por supermercados de autoservicio, se ha incrementado enormemente la necesidad de utilizar el envase como medio para publicitar y vender el producto. 

Resulta difícil destacar entre la multitud en un supermercado medio que ofrece alrededor de 10.000 productos. Las investigaciones revelan que las inversiones en envasado suelen ser más rentables que los medios publicitarios tradicionales. 

Tendencias de los alimentos procesados:

  • Salud (nutrición, bajo contenido en grasas, sin azúcar, etc.)
  • Novedad (productos extranjeros y de moda)
  • Estilo de vida (platos completos, listos para calentar)
  • Situación socioeconómica (recesión, aumento de la población)
  • Reconstitución (fritura, horno, microondas)
  • Relación calidad-precio 

Tendencias que afectan al diseño de los envases:

  • Comodidad (cierre resellable, sistema abre-fácil, tamaño de las porciones)
  • Economía (volúmenes a granel, distintas cantidades)
  • Marketing (visibilidad, identidad)
  • Etiquetado (contenido, instrucciones, legislación)
  • Sostenibilidad (limitada, reutilizable, reciclable)