Convierta sus ingredientes derretidos en polvo mediante refrigeración por atomización

Convertir un ingrediente alimentario como grasa, aceite o un emulsificador en un polvo hace que sea más fácil de manipular, transportar, dosificar y almacenar. Por este motivo, la refrigeración por atomización (congelación por atomización) es una técnica muy útil empleada en toda la industria de ingredientes alimentarios para crear productos en polvo fluyentes con características de partículas controladas con precisión.

GEA spray cooling

En GEA suministramos plantas de refrigeración por atomización para productos a granel y aplicaciones avanzadas más especializadas. Nuestra tecnología de refrigeración por atomización también se puede utilizar para encapsular matrices de materiales sensibles a la oxidación o para aplicaciones de liberación controlada. Tenemos cuatro conceptos de planta distintos para refrigeración por atomización que pueden aplicarse a sus especificaciones de producto y requisitos particulares. Nuestros expertos tienen los conocimientos y la experiencia necesarios para garantizar que se obtenga la consistencia esencial del producto. Nuestras plantas de refrigeración por atomización están diseñadas higiénicamente para cumplir los estrictos requisitos de la industria alimentaria. Las plantas funcionan de manera continua, pueden utilizarse para fabricar una amplia variedad de productos y permiten cambios de producto rápidos. Su eficaz limpieza y mantenimiento garantizan un tiempo de inactividad mínimo.

¿Cómo funciona?

GEA spray congealing

El proceso funciona de manera similar a un secador por atomización, pero utiliza aire frío en vez de caliente. El producto derretido entra en la cámara de refrigeración a través de un atomizador rotativo o una boquilla a presión, y se puede procesar en modo de co-corriente o de fuente. Aquí, la neblina fina se refrigera hasta obtener una forma sólida bajo condiciones cuidadosamente controladas para conseguir las características requeridas del polvo. Un lecho fluidizado, en que fluye aire enfriado a través de una placa perforada por debajo de la cámara de refrigeración, proporciona una refrigeración adicional para conseguir el nivel de solidificación y la estructura cristalina que se desee. Los refrigeradores por atomización ofrecen un método flexible de convertir los ingredientes derretidos en productos en polvo con un tamaño de partículas de hasta 500 micrones. Las partículas más grandes de hasta 2.000 micrones (conocidas como gránulos), se pueden formar en un refrigerador por atomización utilizando un atomizador de baja velocidad

Tiempo de comercialización más rápido

Tenemos una vasta experiencia (más de 100 instalaciones construidas desde 1960) en refrigeración por atomización y proporcionamos a nuestros clientes el asesoramiento técnico y los conocimientos sobre procesos, para garantizar que las características de sus productos en polvo se consigan de la manera más eficiente y económica. Los clientes que quieran desarrollar nuevos productos pueden aprovechar nuestros centros de pruebas para realizar pruebas de viabilidad y verificación del proceso y el producto. De esta manera, reduce el riesgo de su proceso y consigue un rápido tiempo de comercialización.

Aplicaciones de refrigeración por atomización

  • Emulsionantes (monoglicéridos destilados, éster de propilenglicol, mono y diglicéridos)
  • Materiales encapsulados (por ejemplo, carotenos, aceites con omega 3 y 6) 
  • Grasas 
  • Ácido esteárico
  • Ceras