Plantas de evaporación para ingredientes alimentarios

Los ingredientes y aditivos alimentarios se emplean para preservar el aroma o mejorar el sabor y el aspecto de los alimentos, además de aumentar su estabilidad o su contenido nutricional.

Evaporación de levaduras

Para producir levaduras de panadería u otro tipo como ingredientes alimentarios se necesita mucha agua. Las aguas residuales de todo este proceso pueden contener altas concentraciones de diversas sales, así como componentes orgánicos disueltos y en suspensión. Los evaporadores de película descendente o circulación forzada de GEAse utilizan para concentrar los componentes en los residuos de levadura. El tipo de evaporador empleado depende del grado de concentración necesario, la tasa de evaporación, el tipo de sistema de calentamiento o de recuperación de calor, la viscosidad y el grado de suciedad de los residuos. Los evaporadores de película descendente suelen utilizarse con poca viscosidad (hasta 100 cP) y tasas de evaporación elevadas. Los evaporadores de circulación forzada se emplean con concentraciones altas y admiten viscosidades o grados de suciedad mucho mayores.

Pectina

El extracto de pectina se saca de las cáscara de los limones y las manzanas. Puede concentrarse en plantas de evaporación de película descendente de GEA calentadas por recompresores mecánicos de vapor. Estos sistemas se caracterizan por un diseño compacto y un funcionamiento con ahorro de energía. Nuestros evaporadores de película descendente también se utilizan para tratar los residuos generados,  en cuyo caso las plantas se calientan directamente con el vapor emitido al destilar (rectificar) el alcohol IPA empleado para precipitar el extracto de pectina concentrado.

El centro especializado de I+D y las plantas piloto de GEA se dedican a desarrollar y evaluar innovaciones para gran variedad de procesos, incluidas las tecnologías de evaporación. Podemos trabajar con cada cliente para sacar el máximo partido a nuestros conocimientos tecnológicos y específicos de procesos con el objeto de diseñar sistemas de evaporación óptimos para cada proceso de producción o producto de ingrediente alimentario.