Filtración de flujo cruzado para azúcar, almidón y edulcorantes

La tecnología de GEA se utiliza cada vez más en el sector del azúcar, el almidón y los edulcorantes para aumentar el rendimiento y reducir los costes de producción. Muchos procesos nuevos introducidos por GEA ya se están popularizando comercialmente como tecnologías preferentes. La filtración por membranas gana aceptación rápidamente en el sector del azúcar, el almidón y los edulcorantes, donde los productores se benefician de mejores rendimientos, menores costes, aprovechamiento más eficaz de la electricidad y los recursos naturales, y la oportunidad de fabricar productos especializados.

Azúcar, almidón y edulcorantes

En los países desarrollados, el sector del azúcar, el almidón y los edulcorantes lleva sometido a presión muchos años por los elevados costes de la energía y la mano de obra, así como las exigencias medioambientales.  En respuesta a estos problemas, GEA ha fomentado el desarrollo de muchas aplicaciones nuevas para la filtración por membranas, que aumentan el rendimiento y la calidad de los productos al tiempo que disminuyen el consumo de agua y energía. Estos avances ofrecen ventajas técnicas y económicas, ya sea como procesos autónomos o en combinación con otras tecnologías afianzadas.

Nuevas aplicaciones de la filtración por membranas

Algunas de las aplicaciones siguientes ya se comercializan con éxito, mientras que otras se encuentran en fase semicomercial o pruebas de I+D:

  • Tratamiento de condensados de evaporadores y otros flujos de residuos diluidos mediante pulido por ósmosis inversa (ROP) para mejorar las descargas de efluentes. 
  • Supresión de cuerpos coloreados y recuperación de sales a partir de regenerantes de intercambio iónico mediante nanofiltración. 
  • Clarificación de licores de tanques de sacarificación para extraer almidón sólido, polisacáridos, material proteico y otras impurezas mediante filtración. El proceso se ha aplicado con éxito a edulcorantes derivados de diversas fuentes de almidón, como maíz, trigo, tapioca, patatas o yuca. Evita el uso de tierra de diatomeas en filtros de vacío rotatorio, a la vez que proporciona un producto de calidad superior. 
  • La microfiltración también se emplea para clarificación de maltodextrinas, despirogenización de dextrosa, filtración final de dextrosa y jarabes de fructosa. 
  • Enriquecimiento de dextrosa por separación de DP1 (grado de polimerización) de los azúcares superiores mediante membranas de nanofiltración selectiva. 
  • La ósmosis inversa se utiliza para la concentración de flujos de azúcares diluidos y, en algunos casos, como fase de preconcentración previa a la evaporación.