Helado para todos los gustos

No se sabe exactamente cuándo fue inventado el helado, pero sí sabemos que los postres helados se introdujeron en las cortes reales de Gran Bretaña y Francia en el siglo XVI. La capacidad de fabricar helado, tal y como lo conocemos hoy en día, ocurrió en paralelo con la invención de tecnologías de refrigeración y congelación eficaces, y la primera fábrica industrial de helados se estableció en Baltimore en 1851.

Si observamos los estantes de congelados de los supermercados actuales, encontraremos recetas tradicionales junto con opciones ‘saludables’ cada vez más populares, como helados a base de verduras, yogur congelado y productos reducidos en grasa, azúcar y calorías que están ganando el favor del público. También existen helados sin gluten, veganos e incluso probióticos destinados a dietas especiales. Es un mercado global muy diversificado que se espera que alcance un valor de $89 mil millones en 2025. 

GEA conoce su negocio

Para ganar cuota de mercado en este espacio altamente competitivo, se necesita flexibilidad para anticiparse y cumplir las nuevas tendencias, desarrollar nuevas recetas e incorporar nuevos ingredientes en los procesos. Sus consumidores esperan sabores auténticos, texturas suaves y sedosas, y una forma y color atractivos para la vista. Por otra parte, los fabricantes deben mantener la seguridad, calidad y eficacia de costes, además de cumplir los objetivos de sostenibilidad. Esto significa que es necesario mejorar la eficiencia energética y de recursos, reciclando el calor y el agua siempre que sea posible, y reduciendo los residuos. 

Sin embargo, pues ser mucho pedir. Y este es el motivo por el que la industria de todo el mundo confía en los conocimientos y experiencia de GEA en procesado, tecnología e ingeniería de producción de helados. Configuramos e instalamos líneas de proceso completas para cada uno de los pasos de fabricación, desde la recepción de leche e ingredientes, hasta la envoltura, envasado y almacenamiento final. Nuestros versátiles componentes y equipos están diseñados para abordar retos clave asociados con la manipulación y procesado de muchos ingredientes distintos.

Diseñados a medida y flexibles

Desde eficientes sistemas de separación, evaporación, homogeinización y pasteurización, hasta plantas de refrigeración avanzada, eficientes en consumo de agua y con limpieza in situ, individualizamos las mejores tecnologías para solucionar sus puntos críticos. Nuestras soluciones de hardware y de software de automatización para toda la empresa ayudan a optimizar cada una de las líneas de proceso y cada parámetro operativo, sin que tenga que comprometerse con planes de actualización y servicio demasiado caros y complicados.

Nuestra clave es la versatilidad, pues las plantas diseñadas por GEA se pueden configurar para administrar unas 500 recetas distintas. Nuestro objetivo es ayudarle a incrementar su productividad y rentabilidad, y a reducir sus retrasos y cuellos de botella para que agilice la amortización de su inversión y la eficacia de costes global de sus plantas.

Los especialistas de proyectos de GEA trabajan con el cliente para traer a la luz y comprender sus requisitos y expectativas actuales y proyectadas al futuro. Nos ocupamos de todos los detalles, esforzándonos por entregar los proyectos en plazo y de acuerdo al presupuesto, sea cual sea su complejidad. Hable con su equipo local de GEA para conocer más.