Filtración por membranas multifuncional para lácteos líquidos

Las tecnologías de filtración por membranas de GEA son ampliamente utilizadas en la industria de transformación de leche para concentrar la leche de consumo antes de su transporte, reducir el contenido de carbohidratos de la leche y eliminar bacterias al producir leche de larga duración (ESL).

Concentración de la leche

Es posible efectuar una ósmosis inversa para eliminar agua de la leche líquida, lo que reduce su volumen y, por tanto, los gastos de transporte. Las plantas de filtración por membranas próximas a grandes explotaciones lecheras pueden condensar la leche al 45% del total de sólidos. Es un grado de concentración análogo al que ofrece la evaporación, pero como la ósmosis inversa no precisa calor, el sabor permanece inalterado.

Reducción de carbohidratos

Se utiliza ultrafiltración para reducir los niveles de carbohidratos en la leche de consumo, para las personas con intolerancia a la lactosa y para producir bebidas ricas en calcio y proteínas con menor contenido de carbohidratos. El mismo proceso es válido para reducir el contenido en lactosa de los helados. Así aumenta la suavidad de la sensación en boca y disminuye el riesgo de cristalización en caso de almacenamiento prolongado. 

En el caso de la leche destinada a la elaboración de queso, los ganaderos pueden aplicar ultrafiltración para reducir el volumen de leche de consumo a fin de facilitar el transporte y extraer los carbohidratos, que no son necesarios para elaborar queso y constituyen un alimento muy valioso para las crías de ganado.

Eliminación de bacterias

La microfiltración se utiliza profusamente para eliminar bacterias en la producción de leche de larga duración (ESL).