Soluciones para aplicaciones de turbina de vapor

Durante la aplicación, el aceite lubricante está expuesto a una continua contaminación. Cuerpos extraños como abrasivos, polvo, condensados y productos en descomposición se depositan en el colector del lubricante. Además, los ácidos contenidos en el aceite y los cuerpos extraños de los catalizadores pueden provocar un envejecimiento prematuro.

Aceite limpio = funcionamiento perfecto

Oil

Los purificadores de GEA separan el agua y las sustancias sólidas extrañas del aceite con la acción de una potente fuerza centrífuga. El aceite purificado solo contiene, en este punto, trazas de agua y está libre, prácticamente, de sustancias extrañas metálicas y no metálicas. Esto no solo garantiza que el aceite lubricante funcione a la perfección, sino que también tiene un efecto positivo permanente en los costes gracias a la prolongación de la vida útil.

Ventajas principales

  • Vida útil más larga del aceite de turbina
  • Reducción del desgaste y los costes

Desgasificación de los condensadores de la turbina

multi-stage-vacuum-generation_power-turbine-degassing-01

En los condensadores de la turbina el vapor se expande a la presión más baja posible con el fin de que la energía de la presión pueda aprovecharse por completo. La baja presión detrás de la turbina se produce por condensación del vapor expandido en el llamado "condensador de turbina" y por desgasificación del condensador, es decir, la extracción de los gases no condensables contenidos en el vapor.

La presión alcanzable depende de las condiciones de condensación en el condensador de la turbina y de su construcción. En la actualidad, se emplean condensadores refrigerados por agua y por aire. La temperatura del agua de refrigeración disponible, la carga de vapor de la turbina, la cantidad de gases no condensables así como su extracción, determinan las condiciones de condensación en el condensador de la turbina. Normalmente, las presiones alcanzadas están en el rango entre los 25 y los 250 mbar.

En las 2 etapas principales se emplean bombas de chorro de vapor y de vacío. Sin embargo, algunas veces hay 3 etapas. También se emplean las bombas de chorro de vapor con condensadores de superficie, seguidas por una bomba de anillo líquido. 

La refrigeración del condensador intermedio y posterior se ve afectada, normalmente, por el condensado procedente del condensador de la turbina porque el contenido de calor del vapor expandido que se conduce se transfiere al caudal de condensado y así se recupera.