Tratamiento de residuos provenientes de la fabricación del papel

El proceso de fabricación del papel es uno de los procesos de producción industrial que consume más agua. Esto se debe a que sin las propiedades físicas del agua sería imposible obtener una estructura consistente cuando los componentes del papel se procesan en lodo. Un alto nivel de consumo de agua es inevitable en el procesamiento de las materias primas (madera, celulosa, fibras vegetales) y también en el proceso de reciclado del papel usado. Esto genera un gran volumen de agua residual para procesar. Los residuos del agua residual son un verdadero problema, especialmente en el caso del destintado, el proceso de reciclar papel impreso usado.

Reducción de gastos y contaminantes con los decantadores de GEA

Paper Rolls

Esto demuestra las tremendas ventajas de un decantador de GEA respecto a la competencia, al reducir los costes del sector papelero, y respecto a la protección medioambiental, al reducir los contaminantes.

Además de los componentes antes mencionados, se añaden nuevas sustancias químicas en función de la calidad deseada del papel: por ejemplo, blanqueadores, tintas, agentes inhibidores del polvo, que tienen que eliminarse del agua residual al término del proceso de producción.

Las sustancias químicas pueden reutilizarse

Durante la preclarificación y posclarificación, se producen lodos primarios, secundarios y flotantes que el decantador desagua individualmente o juntos. Debido a la elevada sustancia seca, los costes de almacenamiento y eliminación de residuos se reducen, el volumen de agua potable disminuye y las costosas sustancias químicas pueden reutilizarse varias veces, un factor que igualmente tiene un impacto positivo en el balance económico. El lodo desaguado puede tirarse, secarse o incinerarse.

GEA, además, suministra equipamiento como bombas de chorro y de vacío para el transporte de líquidos, como agua o lodo, y de sólidos, como fibras, en el sector papelero.