Separadoras centrífugas para optimizar el procesamiento del lactosuero

Los separadoras centrífugas de GEA proporcionan tecnología versátil para diversas aplicaciones de proceso del lactosuero, como: • Desnatado de lactosuero crudo y concentrado de lactosuero • Eliminación de bacterias de lactosuero • Desgrasado del lactosuero (desfosfolipidación) • Obtención de calcio a partir de lactosuero (descalcificación por fosfatización) • Obtención de lactosa

Las grandes centrales lecheras utilizan habitualmente clarificadores GEA para separar partículas de queso del lactosuero, tras lo cual emplean decantadores GEA para eliminar la humedad sobrante del concentrado, lo que permite generar una masa de queso suelta con un extracto seco aproximado del 40%. Esta masa puede transformarse en queso procesado.

Nuestras centrífugas representan una tecnología de fabricación puntera. Pueden funcionar ininterrumpidamente y ofrecen el máximo nivel de eficiencia y seguridad del producto. Las instalaciones de separadoras, que incorporan sistemas de limpieza in situ (CIP), pueden funcionar 24 horas al día.

Las separadoras GEA permiten mejorar la calidad de proceso de los equipos posteriores, porque optimizan la separación de grasa y partículas. Ello aumenta la calidad de desnatado del lactosuero y, en consecuencia, reduce el riesgo de obstrucción de los equipos posteriores y prolonga la vida útil de la membrana de la unidad de filtración. Esta eficacia también fomenta la rentabilidad total, porque se recuperan y acondicionan elementos tan valiosos como las partículas de queso o la lactoalbúmina, que posee un gran valor nutritivo. Por ejemplo, la lactoalbúmina puede centrifugarse mediante separadores y secarse en una torre de secado por atomización para obtener una sustancia en polvo.

Desarrollo de procesos especiales de GEA

Además de ofrecer centrífugas de gran eficiencia, GEA investiga constantemente para mejorar los procesos de producción actuales y desarrollar soluciones innovadoras.

GEA desarrolló la desfosfolipidación (DPL) como un proceso de refinado del lactosuero que incluye la separación de fosfolípidos y/o lipoproteínas del lactosuero dulce o ácido. La ventaja clave de este proceso es la producción de lactosuero perfectamente desgrasado de máxima calidad, que acaba repercutiendo positivamente en la economía de otros procesos de tratamiento del lactosuero y en el producto final obtenido.

GEA también ha desarrollado el proceso de descalcificación por fosfatización (DCP) para obtener calcio a partir de permeado de lactosuero. El proceso DCP ha adquirido cada vez más importancia en los últimos años, en parte porque el calcio constituye un valioso complemento nutritivo, por ejemplo, para productos lácteos, zumos y cereales, pero también porque la extracción del fosfato de calcio mejora el permeado de lactosuero: como se forma menos galalita al calentar el lactosuero, se produce menos acumulación en el evaporador, lo que aumenta el tiempo de funcionamiento y reduce la frecuencia de los ciclos de limpieza química in situ. El DCP también reduce el contenido de ceniza final, que es importante si se desea obtener lactosa posteriormente.

Obtención de lactosa

Los conocimientos especializados de GEA en tecnología de procesos facilitan la recuperación eficaz de la lactosa. Al combinar la nanofiltración con el proceso de descalcificación por fosfatización de GEA se puede conseguir un extraordinario rendimiento de hasta el 80%.