Optimizamos la preconcentración

GEA ofrece tecnología de homogeneización aplicada al proceso del lactosuero y sus derivados.

La tecnología de homogeneización suele emplearse para procesar las proteínas del lactosuero y la lactosa. El lactosuero siempre se ha considerado como un alimento aceptable para los animales (sobre todo los cerdos), pero ahora su utilización se ha extendido a la producción de lácteos, fórmulas no alimenticias y como ingrediente alimenticio.
 
El lactosuero se utiliza normalmente en formato seco. Sin embargo, antes de deshidratarse se preconcentra para eliminar el 90% del agua que contiene. GEA recomienda la homogeneización para optimizar el efecto de preconcentración mediante la normalización del tamaño de las partículas que liberan agua. Además, la homogeneización tiende a mejorar el proceso de cristalización posterior. La viscosidad del lactosuero varía durante la fase de cristalización, pero la homogeneización permite controlar dichos cambios y optimizar la cristalización. Recomendamos emplear bombas de pistones de alta presión durante el secado por atomización para alimentar la torre de atomización y aplicar una presión dinámica de 100–150 bar.