Dos contra la densidad

Los separadores y los decantadores son centrífugas que separan mezclas líquidas en crudo y agua, por ejemplo, con la retirada simultánea de sólidos. Las fases pueden separarse entre sí debido a su diferencia de densidad. La alta fuerza centrífuga es lo que consigue la eficiencia de separación.

Separadores: alta fuerza G para cortes claros

Los separadores son centrífugas verticales con tazón de alta velocidad de hasta 10 000 G, y que se aplican principalmente para aclarar y separar los líquidos con y sin contenido de sólidos. El tamaño máximo de las partículas que se pueden separar es de 0,5 mm con un contenido total de sólidos del 0,1 – 3%. La capacidad de producción de los separadores puede variar entre 50 y 250 000 l / h; un espectro cómodo que sirve para las unidades de todos los pasos del proceso de tecnología de separación.

Solo la alta fuerza G de nuestros separadores puede gestionar la baja diferencia de densidad entre crudo pesado y agua, por ejemplo, de manera fiable y eficiente. También garantizan que el contenido de crudo residual en el agua producida nunca exceda de 5 ppm. 

Decantadores: caballos de batalla para alto contenido de sólidos

Cuando el contenido de sólidos en suspensión es demasiado alto, de hasta un 60%, es el momento de utilizar decantadores. Se suelen colocar aguas arriba de una centrífuga y logran un alto aclarado y deshidratación. También se emplean para separar líquidos con una extracción simultánea de sólidos. Las condiciones esenciales son una alta velocidad del tazón, un accionamiento potente para el desplazador y una velocidad de desplazamiento adaptada automáticamente a la concentración de sólidos en la alimentación. Funcionan con un tazón horizontal y un desplazador y están disponibles en diseños bifásicos y trifásicos. 

Las centrífugas de GEA se utilizan para procesar los lodos de perforación, incluyendo la recuperación de barita, o para tratar lodos de crudo, a fin de incrementar la rentabilidad al recuperar y reciclar la fase de crudo.