Cold Stores and Distribution Centers

Los operadores de centros de distribución y almacenes frigoríficos requieren un control fiable de la temperatura para asegurar la calidad, duración de almacenamiento y seguridad de sus inventarios. Y necesitan que esta función tan crítica se proporcione de la manera más asequible posible. GEA aplica su amplia experiencia y conocimientos tanto en refrigeración industrial como en soluciones de energía sostenibles individualizadas para cubrir ambas necesidades.

Más enfoque en generar menos residuos

Centro de distribución para alimentos refrigerados y congelados

Los expertos calculan que más de una tercera parte de las mercancías perecederas mundiales nunca llega a los consumidores. El motivo de ello es una refrigeración insuficiente durante el almacenamiento y el transporte. GEA ofrece tecnologías y soluciones de refrigeración que proporcionan las temperaturas correctas cuándo y dónde se necesitan, con el fin de minimizar los residuos y maximizar la calidad y frescura de los productos.

Eficiencia del almacén frigorífico con refrigerantes naturales

Ahora más que nunca, las compañías responsables con el medio ambiente están buscando reducir su impacto medioambiental. Como parte de sus procesos, muchos operadores y fabricantes de alimentos que utilizan sistemas de refrigeración se han visto obligados a cumplir las nuevas normativas ambientales en cuanto a la eliminación de hidrofluorocarburos (HFC) y otros refrigerantes que destruyen la capa de ozono. GEA apoya estas iniciativas y trabaja en estrecha colaboración con sus clientes para solucionar sus retos suministrando plantas con bombas de calor y refrigeración que emplean refrigerantes naturales y que son eficientes en cuanto al uso de energía. En el siguiente vídeo se describe una instalación de refrigeración en almacén frigorífico galardonada de GEA para uno de los principales minoristas del Reino Unido.

Los requisitos no son siempre iguales

No todos los alimentos se pueden conservar en las mismas condiciones durante su almacenamiento. Esta circunstancia, unido a la tendencia a una mayor eficiencia energética y a reglamentos de higiene cada vez más estrictos, requiere unas tecnologías de refrigeración que deben personalizarse para cada aplicación. La fruta y la verdura pueden tener un aspecto poco apetecible cuando no se almacenan en condiciones óptimas a pesar de no tener riesgos para la salud, sin embargo en la carne y el pescado pueden aparecer niveles peligrosos de patógenos si la cadena de frío no se mantiene con cuidado o es inadecuada.

La línea de base

GEA proporciona tecnologías y soluciones de refrigeración fiables e individualizadas para centros de distribución y almacenes frigoríficos. Pero la ventaja de GEA no se detiene aquí. Comprendemos que la energía suele ser el coste más importante al que se enfrentan los operadores. Nuestro equipo de expertos, especializados en soluciones de energía sostenibles, evalúan de manera holística todas sus operaciones y ofrecen una metodología optimizada, integrada y medible para que logre su eficiencia energética. Mantener los alimentos frescos, a la vez que minimiza los costes y la energía que necesita para ello, es bueno para su negocio y también para nuestro planeta.