Tratamiento del aceite lubricante y del aceite hidráulico

Se recomienda el tratamiento continuo del aceite lubricante y el aceite hidráulico para eliminar contaminantes, como agua y partículas de suciedad o metal, que pudieran causar corrosión, bloqueos y fallos de funcionamiento del sistema. Los separadores de GEA son perfectos para este proceso de tratamiento continuo y pueden eliminar partículas metálicas de hasta 1 μm.

Funcionamiento óptimo permanente

Lube & Hydraulic Oil _Paper Industry

El uso de los separadores de GEA permite limpiar el aceite más rápida y eficazmente que utilizando un tanque de sedimentación convencional. El uso de nuestra tecnología de separación centrífuga en la derivación que va al sistema de circulación puede garantizar que su motor reciba aceite purificado y funcione a la perfección. Además de eliminar partículas metálicas que son tan pequeñas como una bacteria, nuestros separadores pueden separar partículas orgánicas de hasta 5 μm. El aceite tratado tiene un contenido de agua de menos del 0,1 por ciento en volumen: efectivamente, nuestros separadores garantizan que más del 99,9 por ciento en volumen de sus aceites lubricantes o hidráulicos son aceite puro.

Con aceites más limpios y mayores intervalos entre cambios de aceite, la industria y la agricultura se benefician de una mayor vida útil de los componentes, como los cojinetes, junto con menos tiempo de inactividad, menos adquisiciones de aceite y menos costes de eliminación de residuos.