Menú

Upstream

Lube oil

Los aceites lubricantes para turbinas de gas y motores diésel se contaminan continuamente con agua condensada, partículas metálicas muy finas y productos de descomposición. Estos aceites lubricantes deben purificarse constantemente para evitar signos de desgaste en los motores y garantizar la máxima disponibilidad de los equipos. Las plantas de tratamiento de GEA no solo son fiables y eficientes, sino que también están diseñadas de manera que su robusta construcción cumpla los requisitos de la industria en campos petrolíferos.

Protege el motor y ahorra gastos de eliminación

Las plantas de tratamiento de aceite lubricante de GEA están equipadas con un separador autolimpiante. Este separador limpia y elimina el agua del aceite lubricante en el caudal de derivación y retira los materiales no deseados. Esto no solo contrarresta el desgaste de las piezas sensibles del motor, sino que también incrementa la vida útil del aceite, lo que reduce los costes de adquisición y eliminación de los equipos operativos.

Alto rendimiento y operación constante

Nuestras centrífugas operan con la más alta fuerza G y consiguen una alta precisión de separación, incluso en altos niveles de producción de hasta 80 metros cúbicos por hora. Por último, gracias a nuestro innovador sistema de sensor para el control automático del proceso de tratamiento del aceite, están perfectamente diseñadas para operación continua desatendida. Los clientes aprovechan las características adicionales de nuestros separadores, como su gran robustez, sus requisitos de baja energía y su diseño compacto.

Productos y tecnologías

Mostrando {{count}} de {{total}}

GEA Insights

Continúe en contacto con las historias e innovaciones de GEA registrándose para recibir las noticias de GEA.

Registrarse

¡Deseamos ayudarle! Solo necesitamos unos datos para responder a su consulta.

Contacte con nosotros