Menú

Protección de mares y océanos

Tratamiento del Agua de Sentina

Todos los buques, con independencia de si son portacontenedores, petroleros o cargueros, producen aguas de sentina que plantean un grave problema de eliminación de desechos. La OMI (Organización Marítima Internacional) especifica que el agua de sentina puede verterse al mar solo si su contenido de aceite residual es inferior a 15 ppm. BilgeMaster de GEA cumple ampliamente con este valor límite. Al mismo tiempo. el aceite reciclado del proceso de separación puede utilizarse con distintos fines.

¿Qué es el agua de sentina?

El agua de sentina está formada por fugas de agua salada, agua de refrigeración, fueloil y aceite lubricante, se produce por la desecación de tanques de lodo y sedimentación, por el drenaje de distintos procesos de limpieza y también por la presencia de partículas de hollín y suciedad. Antes de que surjan dudas sobre su vertido al mar, las normas de la IMO estipulan que esta mezcla explosiva debe someterse a tratamiento intensivo hasta alcanzar un máximo de 15 ppm de aceite residual en el agua de sentina vertida al mar. No obstante, este grado de contaminación mínima no puede alcanzarse de forma rentable utilizando técnicas de separación convencionales.

Un contenido de aceite inferior a 5 ppm es posible

La solución es el sistema BilgeMaster de GEA. Los separadores de este sistema pueden procesar entre 200 y 7.000 litros por hora y reducir el contenido de aceite residual por debajo del mínimo establecido incluso si se emplea la versión estándar. En condiciones normales de alimentación de agua de sentina, el contenido de aceite residual en el efluente de agua pura está comprendido entre 10 y 12 ppm. Unidades complementarias permiten reducir el contenido de aceite por debajo de 5 ppm, de manera que el agua vertida al mar sea verdaderamente pura.

El aceite reciclado puede volver a utilizarse sin dificultad

La ventaja económica de este sistema de separación de aceite y agua reside en el propio carácter duradero de la inversión. El aceite reciclado derivado del proceso de separación puede reutilizarse como fueloil, por ejemplo. El aceite lubricante recuperado puede emplearse como combustible para generar calor. Además, el sistema incorpora autolimpieza y está diseñado para funcionar sin supervisión, por lo que no se requiere personal adicional. Por otra parte, métodos alternativos, como la separación estática utilizando tanques de sedimentación o filtrado, por ejemplo, requieren limpieza manual periódica de elevado coste o la sustitución de elementos de filtrado. Ademas, suele precisarse el uso de productos químicos que no solo son costosos, sino también peligrosos para el medio ambiente.

Productos y tecnologías

Mostrando {{count}} de {{total}}

GEA Insights

Continúe en contacto con las historias e innovaciones de GEA registrándose para recibir las noticias de GEA.

Registrarse

¡Deseamos ayudarle! Solo necesitamos unos datos para responder a su consulta.

Contacte con nosotros