Equipo de tratamiento de líquidos Pasteurizador de leche compacto MWA para leche, nata y lactosuero

Descripción

GEA cuenta con una larga tradición en el suministro de separadoras de leche altamente eficientes y fiables a explotaciones lecheras de todo el mundo. Con objeto de satisfacer las demandas del mercado en materia de soluciones globales, hemos desarrollado una gama de unidades de pasteurización de leche compactas previamente montadas y verificadas con separadora de desnatado para capacidades de 2.000 l/h a 35.000 l/h.

La línea de pasteurización es la parte esencial de toda explotación lechera

Además del intercambiador de calor, un componente principal del pasteurizador es la separadora descremadora que separa la leche entera en nata y leche desnatada y simultáneamente elimina las partículas no lácteas.

Nuestros pasteurizadores se emplean para producir una amplia gama de productos lácteos, como leche líquida (entera / normalizada / desnatada), Rjashenka (leche calentada a alta temperatura), leche para fabricar queso, yogur, kéfir o queso fresco, nata montada, nata para café, nata para crema agria, crema fresca, nata para mantequilla, etc.

Calidad superior

  • Acabado de máxima calidad
  • Componentes de máxima fiabilidad
  • Adaptación individual a los requisitos del cliente mediante opciones modulares
  • Plena compatibilidad con CIP

Ventajas de la unidad compacta

  • Solución completa de un solo proveedor
  • Interfaces sencillos
  • Definición precisa de los interfaces
  • Unidad previamente verificada
  • Fácil integración en un entorno manual o automático
  • Mínimo esfuerzo de instalación
  • Requisito mínimo de puesta en servicio

Ventajas para el cliente

  • Solución de procesos completa de un solo proveedor
  • Bajo consumo de energía gracias a una elevada recuperación del calor
  • Norma de fabricación conforme a ISO 9001
  • Un solo sistema de control para la separadora y el pasteurizador
  • Funcionamiento rentable con módulos de proceso fiables

 

Línea de pasteurización de leche

El diseño básico de la unidad de pasteurización de leche permite implementar un proceso de calentamiento a corto plazo que integra la limpieza y el desnatado de la leche. La leche cruda fría se transfiere desde un tanque de almacenamiento hasta un tanque equilibrador y se bombea a la primera sección de calentamiento.

A una temperatura aproximada de 55 °C, la leche se introduce en la separadora donde se separa en leche desnatada y nata. Es posible ajustar la concentración de nata del 28 a 45 por ciento.

La acción de la fuerza centrífuga de la separadora permite limpiar la leche de partículas no lácteas. La unidad ecocream de GEA es autolimpiable y descarga de forma periódica y automática los sólidos separados.

La nata, a 55 °C de temperatura aproximadamente, se transfiere a un almacenamiento intermedio. Antes de poder utilizarla, la nata debe pasteurizarse por separado. 

A continuación, la leche desnatada se calienta hasta alcanzar 74 °C y se mantiene a esta temperatura durante 15 segundos en un tubo de retención. La temperatura de pasteurización se controla y registra de forma continua. Una válvula de paso automática situada en el extremo del tubo de retención devuelve la leche insuficientemente pasteurizada hasta el tanque equilibrador en caso de que la temperatura descienda por debajo del límite. 

Por consiguiente, la leche se transfiere a las secciones de refrigeración regenerativa para calentar la leche cruda entrante. La recuperación del 92 por ciento de la energía térmica reduce al mínimo la demanda de energía de la unidad. Finalmente, la leche se enfría mediante agua helada hasta alcanzar una temperatura de 4 °C a 8 °C.

Contacto

¿En qué podemos ayudarle?

Opciones del pasteurizador de leche

Dependiendo de los requisitos de producción específicos, es posible añadir una amplia gama de opciones a la unidad de procesos básica.

Clarificador de bacterias

Para reducir las esporas termorresistentes, lo cual puede ser esencial en la leche pasteurizada, es posible integrar un clarificador de bacterias. Esto se recomienda para la producción de queso con bajo nivel de nitrato.

Normalización

A menudo, en lugar de realizar un desnatado completo, se requiere ajustar un contenido de material grasa definido por debajo del contenido de materia grasa de la leche cruda. Esto se consigue mediante la reintroducción parcial de nata en la leche desnatada. Opcionalmente hay disponibles equipos de normalización manuales o la acreditada unidad standomat de GEA completamente automática.

Desaireador

En algunos casos es preciso utilizar un desaireador para desodorizar la leche.

Homogeneizador

Un homogeneizador de alta presión permite reducir el tamaño de los glóbulos grasos y de las partículas de polvo añadidas y distribuirlos uniformemente para impedir la sedimentación o la formación de nata durante el almacenamiento.

Calentamiento a alta temperatura

Dependiendo de la filosofía de elaboración del cliente, el estado bacteriológico de la leche pasteurizada puede perfeccionarse elevando la temperatura de pasteurización. Se trata de una de las diversas medidas para aumentar la vida útil del producto final.

Tiempo de retención ampliado

Se obtiene un efecto adicional del mismo tipo ampliando el tiempo de retención. Además, en algunos productos es preciso aplicar este calentamiento intenso para modificar las estructuras químicas de la leche. Se utiliza sobre todo en el tratamiento de la leche para elaborar yogur.

 

Control de presión diferencial

La legislación europea en materia de productos lácteos requiere la aplicación de una medida de seguridad frente a la posible contaminación de la leche pasteurizada por contacto con leche no pasteurizada en caso de rotura de la placa del intercambiador de calor. Este requisito puede garantizarse ejerciendo mayor presión sobre el lado de la leche pasteurizada mediante una bomba de refuerzo y una válvula de presión constante.

Postcalentamiento

Si la leche pasteurizada se somete a ulterior tratamiento por fermentación, puede requerirse un aumento de la temperatura de salida de 27 °C a 40 °C. En este caso, la sección de refrigeración con agua helada puede utilizarse alternativamente para enfriar o para calentar. Se recomienda utilizar esta opción para la producción de queso, yogur, kéfir o queso fresco.

Nivel de automatización

El control semiautomático incluido en la versión básica puede actualizarse hasta un control completamente automático. En un entorno automático, es posible un intercambio de señales a través de entradas/salidas digitales o mediante Profibus.

Enfriador de nata

La nata se descarga de la separadora a una temperatura aproximada de 55 °C. Para prolongar el tiempo de almacenamiento debe enfriarse hasta alcanzar entre 8 °C y 12 °C.

Pasteurizador de nata

La nata descargada de la separadora no está pasteurizada y ha de considerarse como nata cruda. Dependiendo del tratamiento ulterior, deberá pasteurizarse a una temperatura de 95 °C durante 15 segundos. El pasteurizador de nata puede instalarse sobre una plataforma junto con el pasteurizador de leche.

Contacto

¿En qué podemos ayudarle?