La inmensa mayoría de los productos lácteos del mundo se obtienen de la leche que producen los 270 millones de vacas lecheras que conforman el rebaño global, según estimaciones del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Desde el bienestar animal hasta el transporte refrigerado

Pocos de nosotros reflexionamos acerca de las tecnologías esenciales para la producción segura, económica y sostenible de la leche que añadimos al té, al café y a los cereales, que se transforma en queso o yogur, o que constituye la base de numerosos productos nutricionales lácteos y de leche en polvo.

El sector lácteo global comprende empresas comerciales y privadas que varían en tamaño: desde un solo animal que produce leche para alimentar a una familia hasta explotaciones agrícolas que pueden alojar decenas de miles de ejemplares. Con independencia de su tamaño, las empresas comerciales actuales confían en los últimos avances tecnológicos para la cría y el bienestar de los animales, el ordeño, el tratamiento de los residuos y el procesamiento de la leche; asimismo, utilizan nuevas técnicas para modernizar el transporte refrigerado y las cadenas de distribución a escala local, regional, nacional o incluso internacional.

GEA infographic Rethinking tomorrows dairy farming

Factores como la urbanización, la occidentalización de la dieta, el aumento del trabajo femenino y de la renta disponible, y el incremento concomitante de las clases medias, sobre todo en los países en desarrollo, han desempeñado un papel importante en la creciente demanda tanto de leche fresca como de productos lácteos y a base de leche en polvo, refrigerados y a temperatura estable. Asimismo, el aumento continuo de la demanda, principalmente en los países en desarrollo, requiere incrementar la producción de leche y eficacia productiva. Los retos se concentran en la reducción del consumo de agua y energía y en la optimización de la gestión de los residuos.

Un enfoque holístico

GEA Farm Technologies suministra soluciones innovadoras para el sector de la ganadería desde 1926, y actualmente ocupa un puesto de liderazgo mundial como proveedor de soluciones totales para el sector lácteo. Tras más de 20 años de experiencia en la planificación de explotaciones agrícolas, la compañía adopta un enfoque holístico que abarca la gestión y optimización de las principales operaciones de una granja lechera: desde la salud y la estabulación de los animales hasta la alimentación, la automatización del ordeño, la gestión de estiércoles, el consumo de energía y agua, y el insustituible servicio de asistencia permanente. Gracias a este enfoque holístico, el objetivo de GEA es desarrollar tecnologías innovadoras aptas para la ‘Granja del Futuro’.

Desarrollo ganadero para todas las comunidades

El avance de los núcleos urbanos trae aparejada la necesidad de producir más alimentos, y las proximidades de las ciudades constituirán un lugar ideal para instalar nuevas explotaciones; de este modo se reducirán los costes de almacenamiento, transporte y desplazamiento de productos, suministros y fuerza de trabajo, explica Maren Lűth, Marketing de productos, Sector lácteo de GEA. La aplicación de tecnologías innovadoras, que incluyen desde sistemas biológicos de filtrado de aire para eliminar el polvo y el olor a amoniaco, entre otros, hasta procesos y equipos de reciclaje de residuos y eficiencia energética, será fundamental para facilitar la integración de las granjas lecheras comerciales del futuro en las áreas urbanas.

"Por una parte, las explotaciones lácteas comerciales son cada vez más extensas y competitivas, pero, por otra, han de resolver eventuales inconvenientes de ruido y hedor, por ejemplo, y optimizar el uso de los recursos poniendo en marcha sistemas eficientes de gestión de residuos. Nuevas e innovadoras tecnologías permitirán que la granja del futuro sea autosuficiente con circuito cerrado, energéticamente eficiente y medioambientalmente sostenible; también optimizarán la salud y el bienestar de los animales para alcanzar la máxima calidad y producción de leche."

Gestión de estiércoles

Las estimaciones indican que la vaca lechera produce una media de entre 40 kg y 70 kg de estiércol al día. En un contexto más amplio, podemos calcular que el ganado de 2 millones de vacas del Reino Unido, por ejemplo, produce alrededor de 20 millones de toneladas de estiércol al año, del que se extraen unos 2 millones de toneladas de materia seca después de extraer el agua. Estas cifras demuestran que la gestión de residuos será determinante en la granja del futuro, y el tratamiento del estiércol es probablemente una de las consideraciones más importantes para la planificación de una nueva explotación agrícola o la ampliación sustancial de instalaciones existentes. La aprobación o el veto en la fase de planificación dependerá posiblemente del sistema de gestión de estiércoles, enfatiza la Dra. Lűth. GEA ofrece un surtido de arrobaderas, agitadores de estiércol, separadores, esparcidores y sistemas de bombeo que se utilizan para recoger, almacenar y gestionar el estiércol para explotaciones de cualquier tamaño extrayendo, por ejemplo, el agua y convirtiendo el estiércol líquido en abono o material de cama. El objetivo ya no se centra únicamente en la eliminación del estiércol, sino en el tratamiento de los componentes aprovechables. De este modo, GEA tiene un papel activo en la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías que utilicen el estiércol para aportar rentabilidad a la explotación agrícola.

"La tecnología de GEA desempeña una labor fundamental en la explotación de plantas para la conversión de residuos en energía (WTE), que generan biogas fermentando residuos agrícolas, incluido el estiércol. Los residuos de fermentación restantes se concentran mediante la deshidratación para rentabilizar aún más el transporte; estos residuos concentrados también ofrecen un valor potencialmente elevado como fertilizantes y pueden incinerarse para producir energía."

El sector lácteo requiere asimismo el uso intensivo de agua, y la granja del futuro se apoyará en tecnologías que puedan recoger y reciclar las aguas residuales para, por ejemplo, reducir el consumo de agua en los ciclos esenciales de limpieza de equipos. Este es otra área que GEA está investigando activamente con el fin de desarrollar estrategias rentables para producir soluciones de gestión del agua ambientalmente racionales.

Innovadoras tecnologías de ordeño

Para el funcionamiento eficiente de la granja del futuro será fundamental centrar la atención en la estandarización y automatización de procedimientos como la alimentación y el ordeño. La especialización de GEA incluye tecnologías de alimentación y potabilización de agua que ofrecen flujos de trabajo óptimos para la explotación láctea. De este modo se garantiza la salud nutricional de las vacas y la aplicación de técnicas de ordeño avanzadas y respetuosas con los animales en rebaños de todos los tamaños. En la variedad de salas de ordeño rotativas AutoRotor líderes en el mercado de la compañía, es posible ordeñar, por ejemplo, más de 100 vacas por hora; además, las recientes innovaciones, que abarcan el ordeño robótico y el dispositivo de ordeño IQ, permiten ordeñar con rapidez, delicadeza y eficiencia.

Confort animal

GEA infographic 30L milk a day per cow

Los equipos y sistemas informáticos de gestión ganadera, como el DairyManagementSystem21, supervisan e informan sobre todos los procesos y flujos de trabajo de la explotación ganadera; así pues, ganaderos y gestores pueden saber con exactitud cuánto comen sus vacas y la cantidad de leche que producen. La salud de las vacas es un asunto candente, prosigue la Dra. Lűth, y los conceptos de estabulación holística, combinados con tecnologías para cubículos, cepillos, colchones y sistemas de ventilación de establos para vacas, ofrecen lo más novedoso en confort animal. Debido a la estrecha relación que existe entre la salud y la nutrición de las vacas, las tecnologías personalizadas de GEA que aplican estrategias de alimentación optimizadas y automatizadas pueden calcular y administrar con precisión la cantidad y el contenido del pienso para cada vaca.

Gracias a nuestro enfoque holístico del sector lácteo, la tecnología GEA permite controlar la salud de la vacas y avisar a los ganaderos si el estado de algún animal está por debajo del nivel deseado. La capacidad de identificar si la salud de incluso un solo animal presenta algún problema potencial (detectando, por ejemplo, cambios de comportamiento o del modelo de alimentación) permite adoptar las medidas necesarias para remediar la situación en una fase temprana.

Explotaciones más amplias, más inteligentes y no solo lecheras

Teniendo en cuenta que muy probablemente la granja del futuro será más extensa, la tecnología de GEA garantizará que sea más inteligente, productiva, medioambientalmente sostenible y energéticamente eficiente. La explotación agrícola del mañana no se limitará a la producción de leche. Posiblemente la energía que se emplee para calentar e iluminar nuestros hogares se obtendrá a partir del procesamiento de millones de toneladas de estiércol, también apto para proporcionar nutrientes a los cultivos y material de cama para el ganado.

Ir al inicio
Atrás