La demanda del consumidor internacional de productos con propiedades específicas, particularmente en la industria alimentaria, ha favorecido el desarrollo de una amplia gama de productos lácteos en polvo que abarca desde leche en polvo entera instantánea hasta ingredientes alimentarios especiales.

El sector de fórmulas para lactantes está experimentando un rápido crecimiento y gracias al desarrollo de mercados emergentes, como los de Asia, se prevé que esta tendencia continúe. Nunca ha sido tan acusada la necesidad de construir plantas de producción para satisfacer la creciente demanda.

Más personas, más leche

El desarrollo del mercado está estrechamente ligado al crecimiento económico de los países y también depende de factores como el proceso de urbanización, el aumento de la renta per cápita y el incremento del trabajo femenino. Uno de los principales motores de crecimiento es el desarrollo y la expansión de la clase media en los países asiáticos, África y Oriente Medio. Las principales regiones productoras del lácteos, entre las que se incluyen EE.UU., Europa y Nueva Zelanda, están dando respuesta al aumento de la demanda de leche maternizada en Asia. En estos países la producción de leche está aumentando a pesar de que la demanda doméstica permanece estática, y el exceso de leche se está transformando en leche en polvo que se comercializa en todo el mundo y, principalmente, en Asia.

En general la población asiática crece con rapidez y al mismo ritmo que la clase media acomodada. La disposición de los países productores de leche a vender sus excedentes de leche en polvo a países no productores implica que productos que eran escasos e inasequibles en la mayor parte de los países asiáticos están ahora física y financieramente al alcance de una proporción mucho más amplia de la población.

"Vislumbramos los nuevos desafíos y observamos el aumento de la urbanización y demográfico; además, constatamos la participación de un mayor número de mujeres como fuerza de trabajo, lo que les permite elevar sus ingresos y, por consiguiente, alcanzar del poder adquisitivo necesario para comprar suplementos nutricionales para sus hijos. Esto, a su vez, genera una demanda de fórmulas nutricionales de alta calidad para satisfacer las necesidades alimenticias de estos niños.” Claus Siegaard, Gerente de la Unidad de Negocios de GEA en Singapur.

Vietnam and milk infographic

Paralelamente a la importación de productos lácteos de los principales productores de leche, Asia también está asistiendo al desarrollo de nuevas industrias dentro de sus fronteras. Hace 20 años en Vietnam prácticamente no existía el sector lácteo, pero el país ha experimentado un aumento de la producción de leche del 20% aproximadamente año tras año durante más de dos décadas. Esta industria láctea nacional ha dado empleo a numerosos ganaderos, operarios de centrales lecheras y trabajadores del comercio y el transporte que impulsan una cadena de distribución por todo el país. La implantación de una industria doméstica también influye poderosamente en el ámbito social tanto a nivel local como nacional.

Los efectos beneficiosos de una nueva industria

Vietnam cuenta ahora con eficientes centrales lecheras a gran escala (con vacas importadas de Australia/Nueva Zelanda/EE.UU.). La industria de procesamiento de la leche también promueve y apoya la ganadería familiar (5–50 vacas). Asimismo, algunas empresas han establecido actividades asociadas, como clínicas veterinarias, suministros de piensos o capacitación en cría de animales, y utilizan importantes sistemas de distribución, que incluyen comercios y transportistas locales, para fomentar y optimizar la producción de leche. La disponibilidad de productos lácteos y fórmulas nutricionales nacionales y de importación entre un porcentaje mucho más elevado de la población también ha estimulado el consumo. En Vietnam se consume ahora una cantidad de leche 30 veces superior a la que se utilizaba en los años 90. 

El cambio demográfico incentiva el crecimiento del mercado

China es otro mercado clave que está impulsando el sector de las fórmulas nutricionales. China está siendo testigo de una enorme migración de la población de las zonas rurales a las urbanas, cada vez más mujeres se incorporan al mercado laboral (al igual en sucede en otros países asiáticos) y los niveles de renta disponible aumentan a medida que lo hacen los salarios. Estos cambios demográficos están generando un aumento de la demanda de productos manufacturados de alimentación infantil.

El desarrollo industrial y social de China y, en mayor o menor grado, su situación geopolítica local está obligando a los fabricantes a construir nuevas fábricas para aumentar la producción. Para empresas como GEA, es muy importante seguir esta tendencia y reaccionar rápidamente a los desarrollos en curso. Para ello debemos contar con representación local y con expertos en legislación china, que sepan lo que puede y no puede hacerse, y que sean capaces de comunicarse con fluidez con las empresas locales.

“La apertura de nuevas y avanzadas plantas de producción se ha convertido en una exigencia y en GEA nos estamos encargando de construir las instalaciones técnicas más vanguardistas — desde plantas y proyectos llave en mano hasta componentes individuales — para satisfacer estas necesidades.” Claus Siegaard, Gerente de la Unidad de Negocios de GEA en Singapur.

Aceptación de responsabilidad

En última instancia, estas regiones densamente pobladas necesitan nuevas plantas de producción modernas y efectivas, capaces tanto de aumentar la eficiencia productiva y la integración en el mercado como de cumplir con los máximos niveles de calidad que requieren las fórmulas nutricionales, para satisfacer las necesidades alimentarias de los niños.

"¿Qué papel desempeña GEA? Somos proveedores de tecnologías mundialmente reconocidas, que permiten mejorar la rentabilidad de la leche en polvo, como, por ejemplo, plantas de secado por atomización. Asimismo, suministramos equipos para rehidratar leche en polvo importada y transformarla de nuevo en leche para consumo local o en concentrado de leche apto para elaborar helado, yogur o fórmula infantil, por ejemplo. Además, no hay duda de que la leche en polvo deshidratada abarata considerablemente los costes de transporte, lo cual aporta otra ventaja comercial. Nuestro reto, y quizás nuestra tarea, consiste en seguir desarrollando los mejores métodos de procesamiento de leche en beneficio de proveedores y consumidores finales.” Eric Bryars, Director General de GEA en Singapur.

Una enorme responsabilidad recae sobre los productores de fórmulas nutricionales y los proveedores de tecnología, plantas y equipos de producción. GEA, al igual que otros proveedores de procesos y materias primas, asume esta responsabilidad y se compromete a suministrar tanto plantas y equipos de máxima calidad como tecnologías completamente acreditadas que engloben todos los aspectos de la producción, desde la recepción, estandarización, evaporación y secado por atomización de la leche y los ingredientes, hasta el tratamiento y envasado del producto en polvo. El objetivo fundamental consisten en garantizar una producción segura, rentable, higiénica y medioambientalmente sostenible. Gracias al compromiso adquirido por GEA, podemos afirmar que somos proveedores de ‘ingeniería para un mundo mejor.’

Ir al inicio
Atrás