Es raro que vaya a encontrar a los franceses Carine y Flavien Arbez trabajando juntos en su explotación lechera de 85 vacas —y eso es algo positivo. Hoy han cumplido su objetivo de trabajar con más rapidez sin ayuda del exterior gracias a su inversión en una nueva 2x8 GEA DairyParlor P7550. Su decisión ha sido una elección perfecta, tanto para ellos como para su rebaño, que tiene unas características especiales.

La región del Jura, en el este de Francia, con sus campos de cultivo rodantes, sus densos bosques de pinos y sus montañas como murallas, es muy conocida por sus deportes de invierno, su industria de precisión, y su agricultura y explotaciones lecheras. Casi toda la leche que se produce en esta región se destina a la fabricación del Comté —el queso francés más conocido.

Carine y Flavien Arbez poseen una explotación lechera de 85 vacas en la que también crían terneros en las afueras de Longchaumois, Francia. Su rebaño de vacas Montbéliarde produce 2.100 litros de leche cruda todos los días que se utiliza para la producción local del queso Comté. Este queso firme, no pasteurizado, se fabrica exclusivamente a partir de leche cruda de dos razas bovinas, incluyendo la roja Montbéliarde, que puebla los pastizales de la región y está perfectamente adaptada al clima montañoso.

El reto personal de encontrar el lado positivo

Un cambio personal en la explotación de los Arbez durante 2017 dejó a la pareja pensando sobre cómo gestionar todo el trabajo entre los dos. Decidieron construir una nueva sala de ordeño e invertir en una GEA DairyParlor P7550, que habían visto en acción durante una feria ganadera en Alemania organizada por el Club de Granjeros Lácteos Europeos. Lo que les convenció de la estabulación en paralelo fue la puerta levadiza vertical de salida. El diseño robusto, la rápida salida de las vacas, la reducida superficie que es necesario limpiar y el ahorro de tiempo obvio eran unos puntos fuertes muy importantes. Además, necesitaban una sala de ordeño que les permitiera realizar algunas tareas manualmente para cumplir los estrictos estándares de producción del queso Comté.

Antes, la rutina de la pareja antes del ordeño empezaba en el establo adyacente, donde era necesario limpiar los cubículos, esparcir el heno y guiar a las vacas a la sala de ordeno. Hoy en día, un empujador de vacas GEA CowMander guía a los animales automáticamente a la zona de espera. Este proceso acelerado significa que Flavien puede hacer un óptimo uso de su tiempo en el establo: “Con nuestra amplia zona de espera”, explica, “puedo mover las vacas y ocuparme de las camas y la limpieza en el establo mientras se realiza el ordeño en la sala. Poder hacer estas tareas por separado nos ahorra mucho tiempo”.

Rápida entrada y salida de las vacas

Dispositivo de ordeño IQ de GEA

Las vacas se mueven en calma directamente cruzando la ancha entrada que conecta la zona de espera con la sala de ordeño, alineadas confortablemente una contra la otra; las compuertas secuenciales giratorias proporcionan el guiado lateral. Una detrás de otra, extienden el cuello a través de los segmentos delanteros de la compuerta de salida. Carine está muy contenta con la facilidad de acceso y el uso sencillo, además de la buena visión de las ubres cuando se conecta el dispositivo de ordeño IQ de GEA.

En el pasado, se necesitaban dos personas que tardaban 2,5 horas en ordeñar 80 vacas. “Ahora podemos hacerlo uno solo en aproximadamente una hora”.- Carine Arbez, Granja Arbez, Longchaumois, Francia

Carine puede desplazarse al otro lado de la estabulación en paralelo 2x8 con un solo paso. Es un procedimiento que se realiza sin ningún esfuerzo gracias al rápido manejo y la excelente ergonomía de los colectores de ordeño. “Nuestra nueva sala de ordeño ofrece una entrada mejor sincronizada de las vacas gracias al empujador de GEA y la conexión de los dispositivos de ordeño IQ es mucho más rápida”, explica Carine. Ella utiliza la función de indexado para adaptar la longitud del establo del ordeñador del siguiente grupo para vacas más pequeñas. Con solo presionar un botón, los segmentos delanteros diseñados anatómicamente de la puerta de salida se mueven hacia atrás y guían cómodamente a cada animal a su posición de ordeño idónea. En el lado opuesto, las vacas rumian tranquilamente. Las unidades de control de ordeño GEA DemaTron retiran automáticamente los colectores después del ordeño, también con solo presionar un botón. La compuerta de salida se levanta, dejando espacio para que salgan las vacas, que suelen hacerlo en unos cinco segundos.

Diseño que ofrece una higiene absoluta en el ordeño

Dispositivo de ordeño IQ de GEA

Si hablamos de higiene, tanto los pulsadores como los componentes electrónicos y los accesorios de ordeño están bien protegidos contra el polvo y las salpicaduras gracias a sus cubiertas de acero inoxidable. “Este diseño no solo es atractivo sino que, además, simplifica la limpieza, que es más importante”, explica Flavien. De hecho, es capaz de limpiar en cuestión de minutos todos los colectores de ordeño y los pasadizos. Los soportes para limpieza in situ (CIP) de los colectores de ordeño combinado con una limpieza completa a intervalos regulares garantiza unos perfectos estándares de higiene de la sala de ordeño. 

GEA DairyParlor P7550

“Buscábamos una sala de ordeño robusta, probada y fiable que también ofreciera una rápida salida de las vacas. Nuestra estabulación en paralelo de GEA cumple totalmente las expectativas con sus compuertas de salida verticales galvanizadas y sus cubículos de acero inoxidable”, dice Flavien.

Lo mejor de nuestra nueva sala de ordeño GEA es que cada uno de nosotros puede hacer una tarea diferente de manera simultánea, lo que nos libera para hacer otras cosas, incluso pasar más tiempo libre juntos”.- Flavien Arbez, Granja Arbez, Longchaumois, Francia

Flexibilidad par excellence

La GEA DairyParlor P7550 no solo destaca por su reducido coste comparado con los sistemas totalmente automáticos y por el poco espacio que ocupa, sino también porque ofrece una importante flexibilidad a los operarios. La posible expansión, como ampliar los establos —hasta 2 x 50—, además de la compatibilidad con la amplia gama de unidades de control y colectores de ordeño de GEA, da más opciones a los agricultores a medida que crece o cambia su negocio.

Atrás