Denominamos alimentos funcionales a los que se enriquecen con ingredientes añadidos para ejercer un efecto positivo en la salud de los consumidores. Los ingredientes enriquecedores incluyen, entre otros, sustancias vegetales secundarias, vitaminas, minerales o cultivos bacterianos. Los productos alimenticios funcionales, como los yogures probióticos, se encuentran actualmente entre los alimentos con mayores tasas de crecimiento. La flexibilidad de los decantadores de GEA los hace idóneos para la extracción de sustancias vegetales secundarias, como betacaroteno, licopeno, compuestos fenólicos y betalaína.

Procesos especiales: sustancias vegetales secundarias a partir de materias primas naturales

Las sustancias vegetales secundarias constituyen un grupo de ingredientes muy heterogéneo químicamente, que se utilizan por sus demostradas o supuestas propiedades beneficiosas para la salud. El creciente mercado de estos “nutracéuticos” y su utilización como alimentos funcionales requiere procesos de extracción en que los decantadores de GEA garantizan una extracción tan delicada, como específica y eficiente. La ventaja clave de estos decantadores radica en su flexibilidad. Los avances en ingeniería reflejan la gran variedad de materias primas vegetales procesables y pueden adaptarse perfectamente a los requisitos de turno con solo modificar los parámetros de las máquinas. Se pueden combinar con muy diversos procesos de tratamiento y, en cada caso, garantizar las propiedades que debe tener el producto con una calidad convincente. La innovadora flexibilidad de los decantadores permite que cada productor fabrique un producto específico para satisfacer requisitos individuales.

Los decantadores de GEA desempeñan un papel fundamental en la extracción de sustancias enormemente variadas. Una especialidad es la extracción de “depuradores de radicales”, como el betacaroteno de las zanahorias o el licopeno responsable del color rojo de los tomates. Los compuestos fenólicos como el resveratrol, con efecto inhibidor del cáncer, se extraen de las uvas tintas. Estos decantadores que miman el producto también son perfectos para extraer betalaína de de la remolacha. La betalaína proporciona a la remolacha su color característico y se emplea como colorante natural en los sectores cárnico, de panadería y repostería.

Atrás