Una de las 10 principales firmas fabricantes de cosméticos para cuidado personal retó a GEA a cumplir los objetivos estratégicos de la compañía: ofrecer un catálogo mixto de productos acabados sin conservantes y reducir las pérdidas de producto a menos del 1%.

Había que superar diversos desafíos de diseño, como el desarrollo de una línea de fabricación flexible, la integración de procedimientos de limpieza in situ (CIP) y limpieza química, o la aplicación del diseño higiénico óptimo para implantar nuevas técnicas de recuperación de producto.

Como resultado de esta colaboración, ahora se considera al cliente pionero en la producción de productos sin conservantes. Además, gracias a las soluciones y los equipos de GEA, la firma puede presumir de una actividad de fabricación polivalente con más de 70 grupos de productos. Y, tal como se pretendía, las pérdidas de producto son inferiores al 1%.

Atrás