GEA ha construido una segunda línea de concentración por congelación para Meiji, fabricante de productos lácteos japonés, con el fin de suministrar leche concentrada de alta calidad que se utiliza en la gama premium de bebidas a base de leche de esta compañía.

Ambas líneas emplean la tecnología IceCon® más reciente de GEA, en que se incorpora un tipo de columna de lavado hidráulica totalmente nueva para separar el hielo, la cual consigue la calidad de producto, la higiene y la alta producción que requiere la compañía. De acuerdo con Meiji, el nuevo sistema reduce los costes de inversión y de fabricación, además de proporcionarles un producto de calidad mundial que hubiera sido imposible obtener con la tecnología de evaporación tradicional.

 

El factor primordial

En años recientes, el mercado de productos lácteos ha decrecido, pero actualmente está volviendo a crecer. La demanda se centra, principalmente, en productos reducidos en grasa y enriquecidos con calcio, aunque los clientes quieren paladear el sabor de la leche cruda fresca, no de la leche alterada por un tratamiento térmico. Al utilizar ahora la nueva tecnología de GEA, Meiji produce unos productos con el sabor natural y la frescura que exigen sus clientes.

La planta de Meiji

La planta de Meiji está situada en Hokkaido, la isla del norte de Japón. Esta compañía es uno de los mayores productores lácteos de dicho país, ofreciendo una amplia gama de productos que incluyen leche bebible, yogur, chocolate, preparados para lactantes y productos especializados. En la planta de Hokkaido se concentra la leche desnatada para que sea más fácil su transporte a las plantas de producción repartidas por el país.

Antes la planta empleaba la evaporación para eliminar el agua e incrementar el contenido de sólidos. Sin embargo, preocupada por la calidad de sus productos, la compañía trabajó con GEA para desarrollar una tecnología alternativa con la que se consiguiese la productividad necesaria, a la vez que se evitaba cualquier efecto en el sabor causado por el calor aplicado durante la evaporación.

IceCon® GEA

El nuevo sistema utiliza un proceso de concentración por congelación en tres etapas para conseguir el resultado que se desea. La leche es pasteurizada del modo usual antes de pasar por el proceso IceCon® de GEA para incrementar su nivel de sólidos hasta un 33%, el nivel más alto posible en que no existe riesgo de precipitación de la lactosa durante el transporte.

La concentración por congelación funciona creando cristales de hielo puro en un líquido y retirándolos más tarde, para obtener un producto concentrado. El principio está bien demostrado, aunque GEA ha desarrollado y mejorado el proceso IceCon® para cumplir las necesidades de Meiji. Un elemento clave es la columna de lavado hidráulica que separa los cristales de hielo del concentrado de manera continua. En vez de emplear un pistón alternativo para retirar el hielo, el nuevo sistema tiene bombas que crean un proceso continuo, más económico y eficiente, y que cumple los requisitos sanitarios y de capacidad del cliente.

El sabor fresco de la leche entera

Con esta concentración de la leche, Meiji es capaz de crear un producto de sabor fresco que imita el sabor de boca de la leche entera, pero con menos grasa.

El Dr.Tetsu Kamiya, director del grupo de estrategia I+D de Meiji, ha confirmado que el sabor y el valor nutricional de la leche no se ven afectados por el proceso. “Esto resultaba imposible con el sistema de evaporación”, ha dicho. “Este producto de alta calidad nos hace muy competitivos en el mercado japonés”.

Productos de leche Meiji

Ahorro de costes

También se produce un ahorro de costes. Como el producto se mantiene a temperaturas inferiores a cero, lo que inhibe el crecimiento de bacterias, se ha podido reducir el tiempo de inactividad debido a CIP (limpieza in situ), además de reducir el uso de agua y productos químicos. “Esto tiene un impacto enorme en los costes operativos”, dice el Dr. Kamiya. La integración del calor también se utiliza para reducir aún más los costes de la planta.

El equipo también es más compacto, con lo que los edificios pueden ser más pequeños, y el agua fría del proceso IceCon® se puede reutilizar en el proceso de refrigeración previa. “El coste total es inferior al TVR y similar al MVR”, afirma. La temperaturas frescas del norte de Japón, sobre todo en invierno, también contribuyen a que el proceso IceCon® represente menos costes que la evaporación.

Nadie lo cree pero es verdad. Esto es revolucionario para la industria de productos lácteos”.- Dr. Tetsu Kamiya, Director del Grupo de Estrategia I+D de Meiji

Desarrollo de la columna de lavado

Jan van Esch, Director de Producto de GEA para concentración por congelación y cristalización por fundido, nos explica que los ingenieros de GEA rediseñaron totalmente la columna de lavado para esta aplicación. “Hemos duplicado la producción con equipos del mismo tamaño utilizando un sistema hidráulico en vez de un pistón”, dijo. “Esto nunca se ha hecho antes, con lo que creemos que somos la primera planta de este tipo en el mundo. Hemos llevado el concepto desde un proyecto piloto hasta una escala industrial, con un especial cuidado en el diseño y realizando cambios para maximizar la eficiencia. Trabajamos siempre en estrecha colaboración con Meiji, quienes nos brindaron un gran apoyo y mantuvieron un espíritu muy positivo. Estamos encantados con el resultado y creemos haber establecido un nuevo estándar en tecnología de columnas de lavado”.

En la ejecución del proyecto, participó GEA Japón, además de los directores de proyecto y los ingenieros del centro tecnológico de concentración por congelación, en los Países Bajos. Este esfuerzo de equipo y estrecha colaboración llevó a varias mejoras en la segunda línea, que tuvo una puesta en servicio sin problemas.

Atrás