En los últimos años se han conseguido importantes avances técnicos que mejoran el rendimiento de la tecnología de granulación y permiten identificar soluciones óptimas para cada mezcla de productos y combinación de producción. GEA ha sido un líder constante sobre el terreno, impulsando estos desarrollos y empeñándose en ofrecer la solución adecuada para su aplicación de granulación.

Experiencia, profesionalidad y conocimiento

  • A menudo se emplea la granulación para mejorar el flujo de los productos en polvo y las propiedades mecánicas de los comprimidos
  • Los gránulos se suelen obtener añadiendo soluciones líquidas aglutinantes o disolventes
  • Las grandes cantidades de líquido de granulación producen partículas más estrechas en tamaño y gránulos más gruesos y duros, es decir, disminuyen la proporción de partículas granuladas finas
  • Hay que conocer bien la cantidad óptima y necesaria de líquido para conseguir un determinado tamaño de partícula y reducir al mínimo las variaciones de producción entre lote y lote.
  • La granulación húmeda se emplea para mejorar el flujo, la capacidad de compresión, la biodisponibilidad, la homogeneidad, las propiedades electrostáticas y la estabilidad de las formas de dosificación sólidas
  • El tamaño de partícula de un granulado viene determinado por la cantidad y la tasa de alimentación del líquido de granulación
  • La granulación implica que las partículas más pequeñas se adhieran entre sí para producir partículas mayores o aglomerados
  • El tamaño de las partículas es fundamental: si son demasiado grandes o demasiado pequeñas no producirán granulados de alta densidad que circulen con fluidez
  • Existen muchas variables en el control de un proceso de granulado: desde la velocidad de alimentación del líquido de granulación hasta el tiempo de resonancia de la cámara del granulador, todo lo cual afecta al tamaño de las partículas de distintas formas
  • Con un sensor conectado en línea, el tamaño de partícula se mide al instante y de forma continua en tiempo real, lo que contribuye a supervisar y controlar el proceso de granulación.
Atrás