Los sistemas de refrigeración de GE reducen el consumo de energía de un complejo de almacenamiento refrigerado de Bonduelle en Estrées-Mons

Aumento de la eficiencia del 25% en la planta de refrigeración existente

Compresores para Bonduelle

Bonduelle Group, proveedor de verduras enlatadas y ultracongeladas y de ensaladas preparadas, ha modernizado y ampliado las instalaciones de almacenamiento refrigerado de su sede en Estrées, próxima a Péronne, Francia. En la planta de refrigeración de las instalaciones de Bonduelle actuales, la compañía sustituyó el refrigerante anterior R22 (conocido por su alto potencial de agotamiento de la capa de ozono) por el amoniaco alternativo natural (R717). Simultáneamente, Bonduelle construyó una nueva instalación de almacenamiento refrigerado, de 35 metros de altura, que ofrece alrededor de 24.000 espacios de almacenamiento de palés y está equipada con tecnología de refrigeración avanzada. La compañía otorgó a GEA France los contratos de refrigeración para actualizar tanto la antigua planta como la nueva instalación de almacenamiento de gran altura. El valor de los contratos ascendía a casi dos millones de euros.

En Bonduelle, era posible lograr un enorme ahorro de energía solo con la planta de refrigeración existente. Durante la sustitución de R22 por amoniaco, GEA no solo transformó los sistemas de refrigeración sin interrumpir la producción, sino que los especialistas en refrigeración del cliente y de GEA también equiparon los antiguos enfriadores de aire con convertidores de frecuencia. La velocidad de los ventiladores en las unidades de refrigeración se regula en función de las exigencias de enfriamiento reales. En general, las nuevas medidas permitieron un aumento de la eficiencia del 25% aproximadamente.

Reducción a la mitad del consumo de energía de las nuevas instalaciones

GEA implementó la tecnología de refrigeración en las nuevas instalaciones de almacenamiento refrigerado de gran altura completamente automáticas aumentando su eficiencia más si cabe. Incluso para una capacidad de 24.000 espacios de almacenamiento, la instalación de palés funciona con una potencia de refrigeración de tan solo 2.100 kW procedente de dos unidades de refrigeración por amoniaco tipo tornillo YR-Y2655S-28 de GEA que ofrecen temperaturas de –28 °C. Estas unidades admiten cinco enfriadores de aire de GEA. Estos enfriadores de aire, diseñados para estimular el efecto termosifón, insuflan aire frío procedente del techo hacia abajo para garantizar la distribución efectiva de la unidad de almacenamiento refrigerado, con un volumen de 150.000 m³ aproximadamente. Los diseñadores de la solución se ocuparon de que las hileras de las estanterías, con sus 14 niveles de almacenamiento, y los seis sistemas de almacenamiento y recuperación, afectaran mínimamente a la distribución de la temperatura. El sistema de flujo de aire específico induce un “lago para refrigeración” que garantiza la estratificación térmica mínima y el mantenimiento constante de la planta a la temperatura de almacenamiento requerida de –20 °C. Esto resulta esencial para producir movimiento de aire con velocidad de flujo mínima y evitar al mismo tiempo focos de conflicto. La solución implementada garantiza la temperatura necesaria gracias a una salida de aire de tan solo –25 °C. Los convertidores de frecuencia de los ventiladores y de los compresores de tornillo de velocidad regulada favorecen las operaciones en función de la demanda y permiten alcanzar un elevado grado de eficiencia en zonas operativas de carga parcial.

El principio de refrigeración implementado en este caso para Bonduelle ya había sido implantado en una instalación frigorífica de almacenamiento de gran altura, donde se demostró su eficacia. Este sistema de ultracongelación ha estado en funcionamiento desde la primavera de 2011, con un consumo aproximado de tan solo 15 kWh/(m³/a) frente a la demanda de alrededor de 40 kWh/(m³/a) para plantas de almacenamiento refrigerado convencionales y a gran escala comparables.

Atrás