Spaten-Franziskaner-Bräu GmbH, en Múnich, ha reemplazado su antiguo sistema basado en lotes para la producción de mezclas de bebidas por un nuevo sistema de combinación continua en línea. Esta solución en línea ha sido planificada, suministrada e instalada por GEA, adaptada al espacio disponible de la planta y ofreciendo todas las oportunidades para una futura expansión.

La cuota de mercado de bebidas sin alcohol, cerveza baja en alcohol y bebidas mezcladas con cerveza está creciendo de manera sostenida. Esto es particularmente evidente en las regiones de habla alemana, donde estas bebidas, cada vez más populares, han demostrado ser más que una moda pasajera. La cervecería alemana Spaten-Franziskaner-Bräu ha sabido reconocer con rapidez el potencial de ventas de las mezclas de bebidas sin alcohol, desarrollando un programa para renovar e incrementar la producción de dichas bebidas.

La cervecería Franziskaner

Spaten-Franziskaner-Bräu GmbH es una filial de Anheuser-Busch InBev, con sede en el centro de Múnich. La empresa produce una serie muy amplia de productos bajo la marca Franziskaner, como cervezas de trigo rubias y negras, sus marcas Kristallklar y Royal, Kellerbier, y la cerveza con limonada Natur Russ. La “Cervecería de los Franciscanos” está mencionada por primera vez en documentos de 1363. En años recientes, esta cervecería ha sido galardonada con premios mundiales por sus cervezas sin alcohol, su cerveza de trigo no filtrada, y por sus tres tipos de mezclas de bebidas sin alcohol: naranja sanguínea, limón y saúco —basadas en la cerveza de trigo sin alcohol propia de la compañía.

Las ventas de productos sin alcohol contabilizan un 25%

Los productos sin alcohol representan aproximadamente un 10% del volumen de ventas de Spaten-Franziskaner-Bräu; esta reputada cervecería prevé incrementar a medio plazo su fabricación de productos sin alcohol hasta un 25% de su volumen total. La empresa está promoviendo activamente la venta de estas bebidas con iniciativas como la campaña “Geklärt, wer fährt!” (“¡Imagina quién conduce!”), incluyendo un etiquetado de las botellas donde se menciona que las mujeres gestantes y los conductores deben evitar el alcohol.

Mezclas de bebidas populares desde el principio

Franziskaner está aprovechando el estímulo que ofrece el éxito de sus mezclas de bebidas sin alcohol y la positiva respuesta que tienen sus productos entre los consumidores. Durante los dos primeros años, la cervecería duplicó el volumen de ventas previsto. Tomó la decisión, por lo tanto, de expandir su capacidad para producir mezclas de bebidas sin alcohol. 

Durante los dos primeros años de producción, las mezclas de bebidas se procesaron utilizando un sistema de mezcla en lotes, que se instaló en la década de los setenta para fabricar cervezas con limonada. Sin embargo, este sistema no proporcionaba la productividad ni la flexibilidad necesarias para asimilar el incremento del volumen de procesado de las mezclas de bebidas sin alcohol. A finales de 2015, Franziskaner decidió actualizarse con un sistema de mezcla más flexible que ofreciese una capacidad suficiente para cumplir la demanda prevista durante un plazo de cinco a diez años.

Sistema de combinación en línea que sustituye al sistema antiguo

El objetivo consistía en reemplazar el antiguo sistema basado en lotes por una solución de combinación en línea que se instalaría en un espacio adyacente a una de las matrices de tuberías. El sitio de instalación era idóneo, pues permitía una fácil introducción de cerveza y agua desgasificada, y también permitía que el producto terminado se trasladara a la cercana planta de embotellado. La principal ventaja de cambiar a un sistema de combinación continua en línea, por comparación con el procesado basado en lotes, incluía la disponibilidad inmediata del producto, menos retrasos en el sistema, y la capacidad de cambiar mucho más rápidamente los programas de producción y embotellado, cuando fuera necesario. El uso de un sistema en línea para procesar las mezclas de bebidas también reduciría la necesidad de mano de obra, además de ahorrar recursos gracias a un menor consumo de energía y agua.
 
El aspecto más complicado del proyecto para la cervecería Franziskaner consistía en configurar la nueva tecnología para el reducido espacio disponible. El sistema de combinación tenía que incluir tres contenedores intermedios con jarabe, además de las conexiones para las líneas de dióxido de carbono, cerveza y agua. El proyecto también incorporaba la configuración de la tecnología de control de calidad en línea para analizar el contenido de alcohol del producto, el peso específico original y el contenido de CO2. El objetivo era instalar dos tanques de azúcar junto al sistema de combinación.

Diseño del sistema con la flexibilidad necesaria

La cervecería licitó la oferta del nuevo sistema entre varios proveedores distintos, incluyendo a GEA, un socio confiable con el que Franziskaner ya había completado antes otros proyectos. Después de revisar todas las propuestas, Franziskaner también concedió este contrato a GEA, que había diseñado una solución de combinación continua en línea basada en su batidora continua en línea DICON™, incluyendo además todas las tuberías, válvulas y controles. La solución propuesta cumplía todas las expectativas de la cervecería en cuanto a calidad, era flexible para cualquier futura expansión, y también ofrecía la mejor estructura de acuerdo con las condiciones de espacio. Llegados a este punto del proyecto, ninguna de las partes anticipó la importancia que tendría la flexibilidad del sistema.
 
En el invierno de 2015 a 2016, GEA presentó los planos para el sistema de combinación que cumplía las especificaciones de Franziskaner. El cliente otorgó su aprobación a principios de 2016 y GEA empezó a construir el sistema. Por otra parte, después de iniciado el proyecto, Spaten-Franziskaner-Bräu decidió que también utilizaría la solución de combinación para producir su cerveza con limonada Natur Russ. Para ello, era necesario colocar en la misma sala un tanque separado para azúcar natural, y la única manera de hacerlo era trasladar uno de los grandes tanques de azúcar originales más cerca del sistema de combinación.

Cambios implementados después de otorgar el contrato

Diseño del sistema de combinación

Para dar sitio al nuevo tanque, los expertos de GEA rediseñaron el sistema de combinación entero para que ocupara un metro y medio menos de superficie. Afortunadamente, se pudo utilizar la mayoría de los componentes terminados del sistema, pues casi todas las adaptaciones se realizaron en los tubos internos y la disposición de las válvulas. De todas las maneras, fue la flexibilidad de la tecnología de GEA lo que permitió efectuar los cambios necesarios en la disposición para añadir el tanque de azúcar natural.
 
La solución de combinación continua en línea totalmente automática se instaló en el cuarto trimestre de 2016, y entró en operación unas tres semanas después de su entrega. Los equipos con su sistema de control y la integración en el sistema de producción superior Siemens Braumat funcionaron a la perfección, desde el primer día, y siguen funcionando sin problema alguno. La única intervención manual que se requiere es el cambio de producto.

Cambio de producto rápido con pérdidas reducidas

El sistema de combinación continua DICON™ instalado en Franziskaner incorpora el espacio necesario para la conexión de tres contenedores intermedios, lo que permite un rápido cambio entre productos. Cuando es necesario cambiar los sabores, solo se requiere trasladar unos 100 litros de producto por las tuberías para completar el cambio, pues el sistema en línea no utiliza contenedores de mezcla de gran tamaño. Después de cada ciclo de producción, el sistema de control central inicia un ciclo de limpieza que garantiza una óptima higiene. La producción y la limpieza son totalmente automáticas, y la intervención manual se limita a la provisión del azúcar y los jarabes.

Compacto pero fácil de limpiar y mantener

Válvula para limpieza efectiva

El diseño DICON™ permite una fácil limpieza de las líneas de suministro de los contenedores intermedios, gracias a que las tomas laterales de los contenedores se pueden conectar a los tubos del sistema de mezcla y gestionar mediante derivación. Esto significa que las líneas son enjuagadas automáticamente durante el proceso de limpieza. El grupo de válvulas del lado derecho del sistema está colocado de tal manera que permite un fácil acceso, lo cual también simplifica la limpieza y el mantenimiento. Franziskaner solicitó la instalación de un tubo colector para limpieza in situ (CIP), que controla la recogida y drenaje de los agentes limpiadores para garantizar unas operaciones seguras e higiénicas.

Atrás