Cómo obtener rojo del verde

Clasificación de algas con decantadores

A pesar de las insignificantes diferencias de tamaño y densidad de las algas, ahora es posible clasificar algas verdes con un decantador especial. GEA ha vuelto a traspasar los límites, y la tecnología de decantación ha abierto nuevos campos de aplicación.

Colaboración entre nuestros clientes y GEA

En el pasado, el cultivo de algas se asociaba principalmente a la tecnología de separación; hasta hace poco no era posible utilizar decantadores convencionales para estas aplicaciones. Sin embargo, en el caso especial de producción de astaxantina, no habría sido posible separar células de algas de distintos tamaños por efecto del uso excesivo de fuerzas de gravedad utilizando separadores. El avance se logró durante un ensayo realizado en el departamento de ingeniería de procesos central CPT (Central Process Engineering) de GEA utilizando un decantador de diseño especial. En este ensayo, los conocimientos sobre procesamiento de una empresa de biotecnología se conjugaron satisfactoriamente con las nociones técnicas sobre centrifugación de GEA. 

La astaxantina confiere un color rojizo al salmón y aporta propiedades antioxidantes

La astaxantina natural es un pigmento muy valioso que se comercializa en el mercado internacional a un precio de varios miles de dólares por kilogramo. Cuanto mayor es el contenido de astaxantina en el producto final, bajo la forma de polvo, más elevado es el precio. El efecto antioxidante de la astaxantina es 1.000 veces superior al de la vitamina E, y la sustancia se emplea en la industria alimentaria como aditivo alimenticio para productos de bienestar y alimentos para proteger la salud; por ejemplo, se utiliza para fortalecer la vista. En estado natural, el alga, o más exactamente el pigmento, es responsable del color rojizo de los crustáceos y el salmón.

Avance conseguido con el decantador

La empresa de biotecnología ya había ensayado numerosas tecnologías para conseguir altos valores de astaxantina con la separación de los flagelados; el desarrollo se produjo durante las comprobaciones realizadas en el centro de pruebas de GEA en Oelde. La diferencia extremadamente pequeña de la densidad y el tamaño de las algas planteaban algunos problemas y esa es la razón por la que no era posible utilizar un decantador estándar. Sin embargo, gracias a las mejoras introducidas en el método de funcionamiento del decantador de prueba se obtuvieron resultados favorables en el proceso de clasificación.

Atrás