E-Scrub revoluciona la pintura de automóviles

Al principio de los noventa, la mayoría de nuestras carreteras estaban llenas de colores brillantes y llamativos. Después les siguieron el gris plateado y el negro. La tendencia más reciente ha sido el blanco, sinónimo de pureza y honestidad. Ahora lo más novedoso es el color marrón y la pintura mate. Los investigadores de tendencias prevén colores más luminosos en los próximos años, con un posible resurgimiento del estilo retro de los 70.

Cualquiera que sea el color, hay que pintar todos los coches. Ello suele llevarse a cabo en las líneas de revestimiento de automóviles de uno de los dos principales fabricantes de instalaciones de pintura del mundo. Eisenmann, con sedes en Böblingen y Holzgerlingen y filiales por todo el planeta, es uno de ellos. Con E-Scrub, el proveedor internacional líder ha desarrollado un proceso de separación que está revolucionando la aplicación de pintura de automóviles.

Electrostática en vez de cortina de agua

Tradicionalmente, los coches se han pintado pulverizando la pintura sobre la carrocería de manera que el sobrante se deposita en una cortina de agua. Dicha agua se somete a coagulación y disolución química y se trata con filtros o decantadores en una sistema de reciclaje. Uno de los grandes inconvenientes de este método es el elevado consumo de energía. En función del proceso de aplicación de la pintura y la forma del vehículo, la pintura sobrante representa entre el 25% y el 35% de toda la pintura, que es una cantidad considerable. 

Con E-Scrub, Eisenmann AG ha desarrollado un sistema de separación electrostática para aplicar pintura húmeda que constituye una alternativa muy eficiente a los métodos tradicionales. Ello permite reducir las emisiones de CO2 reduciendo los requisitos energéticos. El consumo de agua también disminuye hasta un 86%, mientras que el uso de sustancias químicas baja aproximadamente un 75%. Sin embargo, el ahorro más importante es el de energía, que supone hasta un 75%. Las emisiones de partículas también pueden reducirse en un factor de 35.

El proceso es el siguiente: en la cabina de pulverización se encuentra el sistema de separación electrostática del sobrante seco bajo una rejilla. Los módulos de separación están formados por cables de alta tensión y placas separadoras recubiertas por una fina película de agente separador. Los cables de alta tensión ionizan las moléculas del aire del entorno. Las partículas de pintura capturan esa carga al pasar y son atraídas por la placa separadora conectada a tierra. En ella, el agente separador une y separa las partículas de pintura. A continuación, el agente separador y la pintura sobrante van a un tanque intermedio.

Solución de separación centrífuga para el valioso líquido separador

Aquí es donde se aplica la tecnología de GEA, porque se necesita una solución de separación avanzada para el proceso de separación del líquido de las partículas de pintura. Eisenmann recurrió a GEA y acordaron cooperar a largo plazo para desarrollar el proceso. GEA empezó diseñando un decantador modificado expresamente con una capacidad de un metro cúbico por hora para la instalación demostrativa y a escala de laboratorio de Eisenmann en Böblingen. En Eisenmann estuvieron sumamente satisfechos con la implementación del proceso de ingeniería, la elevada eficiencia de separación alcanzada y la fiabilidad de funcionamiento.

Tras una satisfactoria puesta en servicio de la instalación, el fabricante recibió su primer pedido importante para utilizar el sistema E-Scrub en una conocida marca alemana de automóviles, para lo que se integraron dos decantadores. Estos decantadores garantizan la estabilidad del nivel de agente separador, que se recicla y puede pulverizarse sobre las placas separadoras para el siguiente vehículo. El sobrante seco de pintura se descarga del decantador en forma sólida y puede eliminarse adecuadamente. En consecuencia, la combinación del sistema E-Scrub y los decantadores permitirá en el futuro pintar los vehículos con mucha mayor eficiencia energética y, por tanto, mucho más respeto del medio ambiente, además de más eficacia... y con los colores más luminosos.

Atrás