Como muchas empresas implicadas en la fabricación de productos de cuidado personal, la reducción de los tiempos de procesamiento por lote es un objetivo estratégico fundamental. Un reconocido productor de soluciones de higiene bucal y pasta dentífrica acudió a GEA para solventar este problema concreto.

No solo el tiempo era un problema: el proceso necesitaba escalarse desde la fase de I+D a la de producción comercial, tenían que utilizarse los activos existentes para limitar nuevas inversiones y tenían que incorporarse las técnicas de premezclado y de preparación previa de los lotes.

Con un historial de conocimiento profesional en aplicaciones similares y un acervo de experiencia, GEA pudo suministrar tanto el conocimiento como la tecnología — y ofrecer una solución. Los resultados clave incluían la reducción de la frecuencia de limpieza, que pasó de semanal a quincenal, y la división del tiempo de ciclo de limpieza in situ (CIP) por 3. Lo más notable, sin embargo, fue que el procesamiento del lote se redujo significativamente de 90 a 40 minutos, lo que supuso un importante ahorro energético al año. 

Atrás