GEA ha reunido la experiencia de sus principales compañías del sector de panadería –COMAS e IMAFORNI– para crear una línea de producción completa de galletas cortadas y de centro blando en la fábrica de Khong Guan en Yakarta, Indonesia. La nueva línea incluye la configuración de horno híbrido más reciente, que usa el calentamiento indirecto por ciclo térmico (radiación) y convección para obtener un mejor control de las características del producto.

El cliente

Khong Guan es una compañía líder de Indonesia que se especializa en galletas, obleas y rollitos huecos. Ha tenido un gran éxito como resultado de su insistencia en utilizar los mejores ingredientes, la maquinaria más avanzada y sistemas de envasado robotizados para cumplir los requisitos del cliente, los estándares de higiene y la normativa de seguridad alimentaria.

La compañía había utilizado equipos de Imaforni anteriormente y se mostraba impresionada por su rendimiento. Sin embargo, esta es la primera vez que Khong Guan implanta una línea completa con equipamiento de un solo proveedor. “Nuestra última novedad (2016) es una línea de galletas blandas creada con equipamiento de GEA Comas y GEA Imaforni”, explicó Chew Soo Kok, Director de Khong Guan. “Tiene capacidad para hornear galletas rellenas de mermelada, cortadas y depositadas, además de barritas. Con la ayuda de técnicos alimentarios que mejoraron las recetas, pudimos poner la línea en producción en un corto espacio de tiempo”. La línea funciona ahora perfectamente y brinda importantes ventajas en cuanto a calidad y consistencia del producto, además de productividad y fiabilidad.

La línea de GEA

La línea de GEA incluye un extrusor DFV3 de alta capacidad que puede depositar simultáneamente dos tipos distintos de masa y un relleno fluido, además de incorporar un horno híbrido de túnel con correa de acero y todo el equipamiento de mezclado y transporte necesario. La configuración híbrida, en que se utiliza calor indirecto tanto por ciclo térmico como por convección, incrementa la flexibilidad del proceso de cocción, pues permite crear distintos productos en el mismo horno al mismo tiempo. El sistema también ofrece un control mucho más preciso del contenido de humedad final, mejora el color y la textura del producto, y consigue una producción muy superior a la de los sistemas tradicionales.

Según nos comenta Marco Gandini, Director de Aplicaciones de Panadería en GEA, la tecnología, por sí misma, solo representa una parte del éxito. “Lo que hace que esta línea sea especial es la manera en que ambas marcas de GEA han colaborado para ofrecer la mejor solución”, afirmó. “Al elegir unos equipos perfectamente compatibles de máxima calidad, hemos podido construir una línea fiable para Khong Guan con capacidad para producir una enorme cantidad de galletas de excelente calidad”. 

Responsabilidad de GEA

Como GEA diseñó y construyó la línea completa, también es responsable de su mantenimiento. Marco Gandini afirmó: “En el caso improbable de que surja algún problema, no hay duda de quién será responsable de arreglarlo”. “Es una línea GEA al 100%; nosotros la creamos y nosotros mantendremos su rendimiento óptimo para el cliente durante todo su ciclo de vida”. 

Qué piensa el cliente

La relación entre el cliente y el proveedor siempre está sometida a tensiones; sin embargo, en este caso, Soo Kok no tiene duda alguna de haber elegido bien con GEA. “Los servicios que nos proporcionaron han sido excelentes, con unos ingenieros cualificados, expertos y colaboradores que consiguieron que la instalación y la puesta en marcha no presentaran problema alguno. El servicio posventa es igualmente bueno, con respuestas y un seguimiento rápido de nuestras consultas”. 

Soo Kok también explicó que el incremento de la población y el crecimiento económico de Indonesia han llevado a una tremenda expansión de la cuota de mercado de los productos de Khong Guan. Como la población de clase media ha aumentado y el poder adquisitivo del consumidor indonesio es mayor, opina que el mercado seguirá creciendo. “De todas maneras, tenemos que introducir productos de mayor calidad y nuevas variedades de galletas”, afirmó. “Para estar preparados para el futuro, debemos continuar invirtiendo en equipos fiables de alta calidad que nos garanticen una alta producción”. 

La industria alimentaria opera en un entorno altamente competitivo en que los estándares de higiene, la producción y la innovación del producto son aspectos de especial importancia. Como Khong Guan eligió a GEA para el suministro de una línea de producción completa, tiene la garantía de poseer unas instalaciones de categoría mundial, además de disponer de la experiencia de algunos de los mejores ingenieros de procesos de la industria, con lo que, sin duda, mantendrá su liderazgo en el futuro. 

Atrás