El sistema de refrigeración natural multiunidad de GEA contribuye a revitalizar uno de los grandes estadios de los Países Bajos.

estadio de thialf

El estadio de hielo Thialf en Heerenveen, Países Bajos, ha dedicado un gran esfuerzo a solucionar problemas como sus altos costes energéticos y la nueva normativa medioambiental para sistemas de refrigeración.

Contexto

Construida en 1966, Thialf era la tercera pista de hielo artificial de 400 metros de este país. Esta pista al aire libre fue diseñada siguiendo las pautas del estadio de hielo olímpico de Innsbrück, Austria, donde se celebraron los Juegos Olímpicos de Invierno de 1964. Thialf también es la primera pista de hielo de los Países Bajos con un suelo de hormigón.

El reto del cliente

Con el paso del tiempo, el estadio de Thialf empezó a mostrar su envejecimiento a pesar de los esfuerzos realizados en mantenimiento. Era el momento de renovar las instalaciones para volver a atraer eventos del más alto nivel. El objetivo era remodelar Thialf para ofrecer mejores instalaciones, además de conseguir un ahorro de energía del 50% y utilizar un refrigerante natural más respetuoso con el medio ambiente para su sistema de refrigeración.

la solución de GEA

patinadores

Como reconocimiento a su experiencia, se pidió a GEA que se uniese al “Equipo de Proyecto del Nuevo Thialf”. GEA fue invitada a compartir sus ideas para lograr unas instalaciones avanzadas más eficientes y sostenibles, y a proponer una solución de refrigeración de bajo coste que prometiese el más alto coeficiente de rendimiento (COP) y la mejor calidad del hielo.

En colaboración con los técnicos de Thialf, GEA diseñó y propuso una nueva planta de refrigeración donde se cambiaba el sistema de R507/salmuera por un sistema de NH3/salmuera, con un mejor COP y un consumo de energía mucho menor.

GEA fue seleccionada para suministrar cuatro refrigeradores de NH3 con una capacidad de refrigeración total de aproximadamente 3 MW (853 toneladas). La pista de patinaje rápida de 400 x 12 metros y la pista corta de 60 x 30 metros se refrigeran con salmuera a -18 °C, mientras que la pista de entrenamiento de 333 x 5 metros, la pista de hockey de 60 x 30 metros y la pista recreativa de 30 x 30 metros utilizan salmuera a -15°C, con una superficie de hielo total aproximada de 11.000 m2.

La instalación incluye dos refrigeradores accionados por compresores helicoidales de GEA y dos refrigeradores accionados por compresores de pistón de GEA, cada uno de los cuales tiene un condensador enfriado por aire y por agua. Estos refrigeradores de aceite enfriados por agua, condensadores y supercalentadores suministran agua caliente eficientemente.

El resultado: Ahorro de energía del 52%

El sistema de refrigeración renovado de GEA está consiguiendo un ahorro de energía del 52%, lo que supera el objetivo inicial del 50%. Además del nuevo sistema de refrigeración y los refrigeradores de NH3 de GEA, el estadio también aprovecha todas las ventajas de la tecnología de bombas de calor, un tejado con paneles solares y aislamiento de los muros, entre otras mejoras. Ahora el estadio de hielo de Thialf es la pista de patinaje más rápida del mundo a nivel del mar. En Thialf se han conseguido varios récords del mundo, con lo que ha obtenido el tercer puesto en cuanto a récords de velocidad.

Atrás