La planta de fabricación flexible de GEA permite que la empresa radicada en Bosnia-Herzegovina, Violeta Ltd, produzca una amplia gama de productos para el cuidado personal y del hogar de forma mucho menos cara y más eficiente que con la tecnología tradicional.

GEA y Violeta han colaborado recientemente para poner en marcha una planta procesadora de líquidos multiusos totalmente automatizada para la producción de productos de cuidado personal y del hogar (HPC). La nueva planta permitirá que Violeta se introduzca en el mercado local de los productos HPC, históricamente dominado por las importaciones extranjeras, con altos estándares de higiene, flexibilidad y seguridad para los operadores, satisfaciendo así las demandas de los clientes y generando nuevas oportunidades. La planta tiene una capacidad teórica de 15.000 toneladas/año contando solo con los turnos diurnos.

Abierta en 1990, Violeta se consolidó como importador y distribuidor exclusivo de marcas europeas como Ferrero, Barilla etc. En el año 2000, la empresa invirtió en equipos para producir papel higiénico y papel de cocina y, desde entonces, se ha expandido para ofrecer un surtido de productos HPC: pañales y toallitas húmedas, toallitas cosméticas, compresas, pañuelos y servilletas de papel. Con el deseo de expandirse aún más y tener su catálogo en consonancia con las tendencias del mercado regional, Violeta decidió invertir en su propia tecnología de producción y fabricar productos HPC con su propia marca.

La nueva planta se diseñó y construyó con los mismos estándares de higiene que GEA emplea para aplicaciones del sector alimentario como lecherías y cervecerías: el producto se fabrica en un sistema cerrado que puede producir lotes relativamente pequeños y adaptarse a los rápidos cambios de producto. Comparado con los métodos tradicionales que requieren una línea de proceso específica para cada producto, el sistema es más flexible y ofrece un nivel superior de seguridad para los operadores.

El equipo suministrado por GEA incluye la manipulación y almacenamiento de materias primas, sistemas de dosificación y mezcla — incluyendo la tecnología de la nueva BATCH FORMULA™ de GEA— el almacenamiento del producto final y una solución de limpieza in situ (CIP). La planta funciona de acuerdo con las normas internacionales de higiene y producción y fabrica ya productos de calidad superior que también cumplen estrictos criterios de sostenibilidad. “Podemos limpiar la planta, hacerla segura, cambiar los productos a voluntad, asegurarnos de que las materias primas tóxicas se manipulen con seguridad y garantizar la seguridad del resultado al cliente,” explica Søren Sandahl Skov, Ingeniero senior de aplicaciones de los departamentos de biotecnología y HPC, de GEA.

Sistema de recuperación de producto VARICOVER

A pesar de utilizar tecnología probada para construir la planta, el proyecto no carecía de retos: “Muchos de los productos son extremadamente viscosos,” observa Søren, “y tenían que transportarse en tuberías con traceado eléctrico y almacenarse en depósitos de temperatura controlada. Algunos de los productos también son altamente activos y pueden provocar irritación en la piel, por lo que tuvimos que incorporar un alto grado de seguridad para proteger al personal.” GEA también usa sistemas de limpieza de tuberías pigging para recuperar el producto durante los cambios y minimizar el uso de químicos durante el proceso de limpieza. Se evitan los extremos ciegos en las tuberías para facilitar y mejorar la limpieza.

“La cooperación con el equipo de GEA fue muy profesional: siempre estaban disponibles para responder preguntas y ofrecer asistencia. Estamos muy satisfechos de nuestra elección de GEA como proveedor,” ha dicho Ante Milos, Director gerente de Violeta. A pleno rendimiento desde el otoño de 2014, Violeta está pensando en introducir el funcionamiento 24/7 o añadir más mezcladores para satisfacer la creciente demanda.

Atrás