Bodegas de carga inteligentes para buques frigoríficos

Descripción

Para que las mercancías lleguen en las mejores condiciones posibles, GEA ha creado una nueva tecnología de refrigeración diseñada especialmente para buques frigoríficos que ahorra costes y funciona con una menor huella de carbono. GEA inventó un revolucionario sistema de distribución de aire que con el que no se necesitan los caros suelos emparrillados tradicionales. Al colocar refrigeradores especiales en un lado de la carga, el aire refrigerado circula mejor a través de la carga y mejora la conservación de las mercancías utilizando menos energía en el proceso de refrigeración.

Solución económica

Para que sus mercancías lleguen en las mejores condiciones posibles, hemos creado la solución perfecta para su buque frigorífico. En los buques frigoríficos tradicionales, el aire se distribuye por la carga mediante suelos emparrillados metálicos o demadera. GEA, sin embargo, ha inventado un sistema de distribución de aire alternativo con el que no se necesitan estos suelos emparrillados.

Se colocan refrigeradores especiales en un lado de la carga. En la parte inferior de cada refrigerador, hay pequeñas aberturas que distribuyen el aire frío dentro de las bodegas refrigeradas. La carga se puede colocar sobre los palets sin necesidad de adaptar el suelo existente.

Ventajas de este sistema:

  • Los archivos sobre CFD indican que el aire refrigerado circula mejor a través de la carga que con los suelos emparrillados convencionales, mejorando la conservación de las mercancías.
  • No es necesario invertir en suelos emparrillados.
  • No se necesita sustituir ni reparar los suelos emparrillados existentes que se hayan dañado.
  • Si se eliminan los suelos emparrillados, el buque tiene menor peso y consume menos combustible.

Enfoque en la sostenibilidad

¿Busca soluciones sostenibles? GEA reconoce la gran demanda de soluciones que reduzcan la huella de carbono y ayuda a sus clientes a eliminar el uso de refrigerantes sintéticos, reemplazándolos por refrigerantes naturales, como el NH3 y el CaCl2, utilizados como refrigerante principal y secundario, respectivamente. 

El empleo de NH3/CaCl2 para la refrigeración tiene dos ventajas muy claras: mediante una configuración avanzada con NH3/CaCl2, es posible bajar las temperaturas de congelación. De esta manera, reduce su consumo energético y también su huella de carbono. También ofrecemos soluciones de recuperación del calor que reducen el consumo energético y respetan el medio ambiente.

¿En qué podemos ayudarle?