Fabricar plástico a partir de madera

GEA ha desarrollado un sistema para transformar en plástico las fibras de celulosa de la pulpa de madera. Este novedoso proceso, que emplea nuestra tecnología NanoVALVE™, energéticamente eficiente y líder del mercado, produce un material fuerte y medioambientalmente sostenible a la vez.

Los productores de papel han investigado nuevas aplicaciones de la pulpa de celulosa de madera, distintas al papel y el cartón tradicionales. Sin embargo, se trata de un material muy duro y difícil de procesar.

La Dra. Silvia Grasselli, responsable de innovación de GEA y del centro de innovación y tecnología de Parma, ha encontrado la respuesta ideando un método para tratar la celulosa de nanofibra. En colaboración con el departamento técnico, se ha adaptado para el procesamiento de la pulpa uno de los homogeneizadores de alta presión de la compañía, que se utiliza normalmente en los sectores de alimentación, bebidas, lácteo y farmacéutico.

Se ha colaborado con un cliente en Finlandia para probar la unidad, que tiene una capacidad de producción de 14.000 litros por hora. “Ello nos ha ofrecido la posibilidad de aprender y mejorar”, explica la doctora. “Al principio aplicábamos una presión muy alta, lo que consumía mucha energía. Después incorporamos la nanoválvula NanoVALVE HP™, que nos permitió reducir la presión drásticamente y, por tanto, ahorrar energía sin alterar el funcionamiento eficaz de la unidad.

“Al procesar celulosa de nanofibra se obtiene un material nuevo que sirve como sustituto del plástico. Posee todas las cualidades físicas del plástico, pero es natural y, por tanto, mejor para el medio ambiente”.

Esta novedosa aplicación ha obtenido un premio GEA a la innovación y llena de orgullo a Silvia. Lleva más de 20 años en la compañía, donde empezó como ayudante de laboratorio. En 2007 fue designada responsable de innovación y también es la responsable del centro de innovación y tecnología de Parma.

Silvia forma parte de una comisión de innovación, junto con el director ejecutivo, el director de ventas, el COO, el director de postventa y el director técnico. Esta comisión se reúne para tratar todas las ideas nuevas y priorizar las que conviene seguir desarrollando.

A raíz del éxito de la aplicación de nanofibra de celulosa, Silvia ahora está centrándose en tecnologías complementarias, que incluyen el uso de ultrasonidos. El proyecto, aún en sus albores, incluye la colaboración con dos universidades italianas.

Ir al inicio