Menú

Vinos y licores

Licores

La composición típica de un licor de crema incluye crema ligera, leche condensada azucarada, whisky, café instantáneo, sirope de chocolate, sabores y extractos de vainilla y almendra.

GEA ofrece soluciones completas para la producción de licores

La homogeneización es un factor imprescindible para reducir el tamaño de las gotas de la grasa animal presente en las bases lácteas o para reducir el tamaño de las gotas de aceite en las bases no lácteas. Además y puesto que la mayoría de estos productos contienen saborizantes o colorantes a base de aceite, también conviene reducir el tamaño de estas gotas. La conservación (un año como mínimo) y la estabilidad del producto durante su manipulación requieren que las gotas tengan un tamaño medio pequeño.

La reducción del tamaño de los glóbulos de grasa mediante homogeneización ayuda a conseguir un producto más estable. Y después del tratamiento, el color es más brillante y uniforme y el sabor mejora. El tratamiento con alta presión hace que los componentes de la mezcla tengan un tamaño medio más reducido, lo que se traduce en un producto más estable y menos susceptible de sedimentación o separación.

Para esta aplicación, GEA recomienda un proceso de dos etapas en un homogeneizador de 400 bar (versión abrasiva) provisto de una válvula homogeneizadora estándar. Si la homogeneización se realiza antes de añadir el alcohol, puede utilizarse una presión de 350 bar (50 bar para la segunda etapa). En algunas ocasiones, puede ser necesario aplicar dos pases, ambos a 350 bar, para obtener un producto de calidad superior.

Productos y tecnologías

Mostrando {{count}} de {{total}}

GEA Insights

Continúe en contacto con las historias e innovaciones de GEA registrándose para recibir las noticias de GEA.

Registrarse

¡Deseamos ayudarle! Solo necesitamos unos datos para responder a su consulta.

Contacte con nosotros