Emulsiones parenterales e intravenosas

En el sector de las ciencias de la vida, las emulsiones intravenosas y parenterales pueden utilizarse para la aplicación de terapias nutritivas cuando un paciente no puede ingerir alimentos ni recibir nutrición mediante administración vascular.

Las emulsiones se componen de un aceite, un emulsionante y una mezcla equilibrada de aminoácidos en una fase continua de agua destilada. Para prevenir efectos secundarios graves y aumentar la estabilidad física de la emulsión, el tamaño de las gotas del aceite debe mantenerse reducido, por lo general inferior a 0,6 µm con un tamaño medio de 0,2 µm aproximadamente. 

La homogeneización a alta presión de múltiples pases se emplea para generar una emulsión de partículas reducidas con una distribución de tamaño estrecha. A continuación, el producto homogeneizado puede filtrarse y esterilizarse en autoclave a 110 °C para seguir reduciendo el tamaño total de las partículas.

GEA recomienda utilizar un homogeneizador diseñado para aplicaciones de 600 bar que esté equipado con una válvula de homogeneización en dos etapas. Totalmente compatibles con las normas sanitarias 3-A y con las directrices cGMP y de la FDA de los EE.UU., los homogeneizadores de GEA son aptos para uso aséptico y no aséptico, y han sido diseñados y fabricados para garantizar flexibilidad, fiabilidad, instalación sencilla y mantenimiento.

Asimismo, GEA ofrece una completa gama de soluciones y servicios de liofilización para el proceso de productos, que incluyen liofilizadores de laboratorio para proyectos piloto y de I+D, liofilizadores industriales y sistemas de liofilización integrales.