Liposomas: soluciones farmacológicas

Como sistema de suministro de medicamentos, los liposomas ofrecen ventajas terapéuticas significativas en términos de efectividad y liberación controlada de los ingredientes activos. Los grupos hidrófobos pueden disolverse en la membrana del liposoma (una bicapa lípida) y, por tanto, utilizarse para transportar moléculas hidrófobas e hidrófilas.

Para suministrar moléculas a los lugares de acción, el liposoma se une y fusiona con otras bicapas, como una membrana celular, liberando su contenido. La conversión de liposomas en una solución farmacológica (que normalmente no podría penetrar la membrana) permite introducirlos (indiscriminadamente) a través de la bicapa lípida en el interior de las células.

La homogeneización a alta presión es un método ideal de producción de liposomas, ya que ofrece excelentes resultados derivados del reducido diámetro de la vesícula. Además, es posible obtener un gran número de tamaños y distribuciones diferentes alterando la presión aplicada y el número de pases por el homogeneizador. 

Una extensa variedad de productos, incluidos los liposomas, pueden liofilizarse para conservar sus propiedades originales. Añadiendo agua u otros disolventes pueden reconstituirse fácil y rápidamente en una solución utilizable. No requieren refrigeración durante el almacenamiento, lo cual facilita su manejo y permite aumentar su rentabilidad. 

GEA está especializada en el diseño y fabricación de liofilizadores para las industrias farmacéutica y biotecnológica, y posee un conocimiento profundo de la tecnología de liofilización.