Procesado de sangre

El proceso de separación de la sangre en sus distintos componentes debe cumplir los máximos requisitos para garantizar la excelencia clínica. Debido a las oscilaciones intrínsecas del material de origen y a la necesidad imperiosa de asegurar la pureza del producto, las exigencias impuestas a los sistemas de fabricación de productos derivados de la sangre y el plasma son enormes. Resulta esencial disponer de condiciones para procesado de precisión y de equipos de alta calidad.

Ventajas de GEA

GEA, especialista en este sector, pone en práctica su experiencia y aptitud para combinar una serie de tecnologías con el fin de crear plantas completas para el procesado de sangre y plasma que incluya técnicas de precipitación, centrifugación y filtración controladas para separación de sólidos y líquidos, y de inactivación térmica y química, ultrafiltración/diafiltración, nanofiltración y cromatografía. La compañía ha planificado y construido con éxito plantas para el fraccionamiento de plasma en todo el mundo.

GEA suministra plantas y componentes para los procesos de fraccionamiento, concentración, inactivación previa y posterior de virus, purificación y producción, almacenamiento y distribución dinámicos. Además de ser un proceso aséptico, el fraccionamiento de la sangre requiere el enfriamiento preciso del recipiente de separación en distintas fases mediante sistemas de control muy rigurosos. Dependiendo de la aplicación, el plasma deberá congelarse a –30 °C en 60 minutos. GEA suministra equipos para mantener con exactitud dichas temperaturas extremadamente bajas.

Una parte esencial de la producción de plasma sanguíneo de alta calidad es un sistema CIP/SIP integrado. GEA ofrece procesos de limpieza y esterilización eficientes para satisfacer las demandas individuales y garantizar la entrega de medios estériles en el lugar correcto y el momento oportuno. Suministramos una amplia gama de opciones de limpieza que abarcan desde sistemas independientes hasta distintas unidades satélite CIP alimentadas con agentes limpiadores específicos.

Normas estrictas: alta calidad

Además, el proceso debe cumplir con un elevado número de normas y disposiciones estatutarias nacionales e internacionales. Los fabricantes esperan disponer de plantas de proceso construidas y montadas con la máxima precisión; cada detalle del diseño debe cumplir con las normas más exigentes para evitar fallos de producción. El uso de equipos de proceso de alto rendimiento de GEA permite garantizar el desarrollo de procedimientos de producción fiables.

Sea cual sea la finalidad de su planta de proceso, desde el fraccionamiento y la fabricación de productos, como inmunoglubinas o albúmina humana, hasta la elaboración de concentrados de Factor VIII/Factor IX, nuestra amplia gama de configuraciones de planta permitirá realizar cualquier tarea en un contexto seguro y rentable, y se adaptará a todos los requisitos o condiciones específicos.