Separación efectiva de los catalizadores del combustible

Los catalizadores permanecen en los combustibles de uso marítimo durante el refinado como parte de la práctica obligatoria de cracking con el objetivo de reducir los niveles de azufre conforme a criterios ecológicos. Lamentablemente, los catalizadores son altamente abrasivos y se eliminan con dificultad del combustible de a bordo incluso aplicando procedimientos de saneamiento y depuración meticulosos. Incrustados en las piezas del motor, provocan desgaste y deterioro. Un factor de inseguridad creciente reside en el hecho de que armadores, operadores y tripulación nunca conocen de antemano la grave amenaza que representan los finos de catalizador. Debido a la presión económica ejercida sobre los proveedores, la falta de estándares y las variaciones de las condiciones a bordo, se producen fluctuaciones incontrolables en la calidad del combustible y en la concentración de catalizadores. Incluso cuando los niveles de catalizadores en el combustible son los adecuados, el combustible se puede volver a contaminar a bordo debido a los catalizadores residuales del fondo de los tanques.

Los armadores necesitan actuar

Las normativas medioambientales y los procesos establecidos a bordo ya no garantizan un nivel superior de calidad de combustible. Los nuevos métodos de cracking incrementan el contenido de pequeños catalizadores en el combustible, que resultan aún más difíciles de eliminar. Por consiguiente, en la actualidad los expertos exigen que, con independencia de su procedencia, los combustibles de uso marítimo se cataloguen como sustancias peligrosamente contaminadas por catalizadores y sean tratadas como tales antes de introducirlas en los tanques y motores.

GEA tiene la solución

Como desarrollador líder de separadores de combustible para uso marítimo, GEA ha identificado y analizado este problemático cambio experimentado en la calidad del combustible desde que se hizo evidente. Por este motivo GEA, es ahora la primera empresa del mercado en ofrecer una solución completa. Se trata de la innovación más reciente del amplio espectro de soluciones de protección marítima que ofrece GEA. Sistemas de vanguardia para agua de sentina, agua de lastre, agua de depuradores, lodos y tratamiento de combustibles.

Un toque. El mejor combustible.

El CatFineMaster de GEA es el primer separador de uso marítimo que garantiza la máxima eliminación de catalizadores y la máxima calidad de combustible. Con solo pulsar un botón se consigue proteger al máximo la gestión del riesgo a bordo. Ante un futuro de incertidumbre acerca de la calidad del combustible en los tanques, las innovadoras soluciones de GEA permiten a armadores y operadores proteger una vez más su inversión.