Líquidos, detergentes y jabones lavavajillas

En la mayoría de los hogares, los platos se lavan al menos una vez al día, por lo que los productos lavavajillas se emplean de forma regular.

Soluciones inmediatas para satisfacer sus necesidades

Los líquidos lavavajillas ofrecen cada vez más propiedades, como fórmulas antibacterianas, aromáticas y protectoras de la piel, y el aumento del número de personas que cocinan en casa conlleva un incremento en la cantidad de lavado que se genera. 

El lavavajillas líquido, también conocido como detergente y jabón lavavajillas, es un limpiador que se emplea para lavar los platos. Suele consistir en una mezcla altamente espumosa de tensioactivos con bajo nivel de irritación de la piel, y se utiliza fundamentalmente para lavar vasos, platos, cubiertos y utensilios de cocina en un fregadero o recipiente. La baja tensión superficial del agua de lavado y la elevada solubilidad de las mezclas de tensioactivos actuales permiten suprimir muy rápidamente el agua de la vajilla en el escurreplatos. Sin embargo, la mayoría de las personas aclara los platos con agua pura para eliminar los residuos de jabón que pueden alterar el sabor de los alimentos.

Estas fórmulas contienen entre un 13 y un 40% de tensioactivos, constituidos predominantemente por alquil éter sulfato, pero también incluyen tensioactivos no iónicos y anfotéricos (betaínas).

En la fabricación de líquidos lavavajillas se persigue minimizar la característica con la que los consumidores están más familiarizados: la espuma. La formación de espuma durante la producción puede constituir un desafío, especialmente en las líneas de llenado. Como resultado de muchos años de experiencia, GEA no solo integra la tecnología de mezclado de líquidos, sino que conoce a fondo las particularidades de todo el proceso. 

Somos especialistas consolidados en procesos de manipulación, mezcla y combinación de materias primas, almacenamiento, envasado final, recuperación de productos, limpieza y esterilización in situ (CIP/SIP) y automatización. Independientemente de si se necesita un solo componente o una planta llave en mano integral, GEA ofrece la tecnología apta y los conocimientos y experiencia adecuados para cumplir permanentemente con dichos requisitos en lo referente a diseño higiénico, seguridad del producto, productividad, rentabilidad y calidad.