Elaboración de queso de un vistazo

No es fácil encontrar otro producto alimenticio en cuya producción intervengan tantos parámetros de cantidad y calidad. La tecnología de proceso de líquidos es uno de los secretos de la elaboración de quesos superiores.

Si profundizamos, descubrimos que detrás de cada queso hay un concepto de elaboración exclusivo y específico para el tipo de queso, los procesos de producción y las exigencias concretas del cliente. Las líneas de proceso de queso de GEA están diseñadas para satisfacer todos los requisitos imaginables. Nuestros expertos trabajan con los clientes en cada proyecto para desarrollar conceptos idóneos y sumamente eficaces.
 
Aplicamos nuestras tecnologías claves (incluidos separadores, sistemas de filtración, intercambiadores de calor, bombas y válvulas) para diseñar las soluciones de proceso de líquidos más eficientes, que facilitan una producción eficaz y un control excepcional del proceso, cumpliendo siempre los criterios más estrictos de higiene y seguridad alimentaria. 
 
Nuestra oferta incluye equipos que permiten regular el contenido de grasas y proteínas según los requisitos específicos de cada aplicación. La normalización de los procesos es decisiva. Cuando es posible prever y alcanzar de forma fiable los parámetros que requiere el producto final, aumenta la eficiencia global de las plantas de proceso de cualquier tamaño, no solo en las grandes líneas, sino también en las más pequeñas.

Recetas delicadas

Las recetas para elaborar queso son tradicionales y muy sensibles a todo tipo de cambios. Los fabricantes conceden cada vez más importancia a obtener lotes de producción con un elevado nivel de estandarización. Las desviaciones en la composición de los productos suelen reducir su rentabilidad y su calidad. Por eso GEA ha creado un sistema premiado que garantiza la gestión centralizada de los parámetros de proceso importantes y su transferencia a las estaciones pertinentes justo cuando se necesitan, desde la recepción de la materia prima hasta la obtención del producto final. Cuando se modifican u optimizan las recetas, los nuevos valores se configuran automáticamente y el operario no tiene que adaptar manualmente cada estación, como el pasteurizador de leche, la tina para queso, el sistema de agua de lavado, el llenado de cuajada, las prensas, etc. Las ventajas incluyen:

  • Llenado de leche uniforme, sin ángulos muertos y, por tanto, sin pérdidas inútiles por eliminación.
  • Separación del lactosuero rápida y controlada, con pérdidas insignificantes de cuajada y sin ensuciar el dispositivo de retirada.
  • Postcalentamiento uniforme indirecto controlado mediante la diferencia de temperatura.
GEA proporciona soluciones tecnológicas que ofrecen a las queserías un grado muy elevado de estandarizacion y diseño higiénico, con la mejor calidad garantizada, bajos costes de producción y gran eficiencia económica.