GEA apoya la perfecta visión del tratamiento de gases de escape en la industria del vidrio

Durante los últimos años, la demanda de vidrio ha crecido más rápido que el PNB y sigue aumentando. Incrementar la eficiencia energética es uno de los pasos más importantes a la hora de alcanzar los tres objetivos de la política medioambiental: seguridad del suministro, crecimiento económico y protección del medio ambiente.

Aire limpio para la industria del vidrio, instalación de GCP en Brasil, estado de São Paulo, en funcionamiento desde 2013.

Aplicación de industria del vidrio

La arena de sílice, la chatarra de vidrio y otros materiales forman la base para toda la producción de vidrio. Debido al proceso en que se derriten las materias primas, se crean gases de escape sucios que se transfieren desde el horno a la chimenea. Los hornos de vidrio flotado para fabricar ventanillas de automóviles y ventanas para edificios tienen una alta capacidad de producción aproximada de 600 o 1.000 toneladas de vidrio por día, en condiciones de funcionamiento continuo y con gases de escape a alta temperatura.

Los productores de vidrio para recipientes, como vidrio para botellas, perfumes o productos farmacéuticos, con una producción aproximada de 50 a 400 toneladas por día, se enfrentan al reto del proceso de coloración y la variación asociada de los gases de escape. Además de una alta variación en las condiciones del horno. 

Con la tecnología de control de emisiones de GEA, el gas de escape sucio se limpia de acuerdo con los reglamentos nacionales vigentes, tomando en cuenta la operación individual y el resultado que se necesita.

Nuestros clientes pueden confiar en unos sistemas fiables y continuamente estables con tiempos de mantenimiento cortos y alta disponibilidad de la planta. GEA tiene la experiencia de más de 140 instalaciones solo en la industria del vidrio, con clientes satisfechos en todos el mundo. La planta de limpieza de gas convencional (GCP) consiste de: 

DeSOx y DeNOx

Eliminación de componentes ácidos con un sistema seco o semiseco para alcanzar la eficiencia de extracción de SOx requerida individualmente. Puede utilizarse toda una variedad de reactivos, como cal hidratada, carbonato sódico o Trona. La eliminación de los óxidos de nitrógeno se realiza en una capa catalítica, por ejemplo, con agua de amoníaco. Un sistema de sellado especial garantiza una reducida pérdida continua de amoníaco en el gas limpio. En vez de los equipos antes mencionados, también puede instalarse un filtro de vela.

Eliminación de partículas

En el precipitador electrostático (ESP) de gas caliente, se precipitan tanto el polvo del horno como la producción de reacción del DeSOx aguas arriba. Puede obtenerse una emisión polvo seco en gas limpio de < 10mg/Nm³.

Recuperación energética 

El ahorro de energía es una cuestión fundamental para todas las industrias, incluyendo el sector del vidrio. Aunque el proceso de producción del vidrio se realice de manera económica, es posible un uso eficiente de la energía térmica de los gases de emisión residuales por medio de tecnología ORC (Ciclo Rankine con fluido orgánico).

La energía térmica del gas de escape se transfiere a un fluido portador (aceite térmico) hasta el módulo ORC y su fluido de trabajo. El fluido de trabajo se evapora y expande en una turbina produciendo electricidad mediante un generador. Como alternativa, puede producirse aire comprimido, agua caliente o calefacción para edificios si se utiliza el calor residual del gas de escape sucio y/o limpio.