Químicos especiales y puros - Homogeneización

Las suspensiones son mezclas con un material disperso en otro: por lo general se trata de elementos sólidos, como polvos o pigmentos, dispersos en una sustancia líquida.

A diferencia de las soluciones, que son transparentes, las suspensiones son turbias y opacas y requieren la aplicación de energía mecánica para su preparación.

En la mayoría de ocasiones, el proceso de dispersión implica la reducción de aglomerados a su tamaño de partícula original; el uso de un homogeneizador, mejor que cualquier otro dispositivo, puede producir una dispersión de partículas muy finas que precisa un tiempo de procesado largo.

Los homogeneizadores a alta presión también realizan cambios únicos en muchos productos, por ejemplo, en la aplicación de celulosa desfibrilan las fibras para incrementar su tendencia a la retención de agua. 

GEA ofrece soluciones a medida para cada desarrollo de nuevas aplicaciones, por ejemplo, la de nanocelulosa, en la que la producción se basa en la liberación de microfibras largas procedentes de la pared fibrosa. La celulosa microfibrilada es una mezcla de nanofibrillas, fibrilares finos, fragmentos de fibra y fibras, si bien la mayor parte es de nanofibrillas. Con el paso por la válvula de homogeneización a muy alta presión, el alto esfuerzo de cizalla determina los fragmentos de la fibra de tal modo que las hace cada vez más finas en anchura sin alterar su longitud original.

Esto demuestra que la tecnología del homogeneizador produce partículas más pequeñas en comparación con las de un rotor o un estátor. La homogeneización a alta presión suele realizarse junto con molinillos o refinadores de cizalla. Comparando el tamaño de las partículas y las distribuciones de tamaño obtenidas con un mezclador de cizalla resulta evidente que las partículas más pequeñas y las distribuciones más cohesionadas son las conseguidas con la homogeneización a alta presión. Por este motivo, la homogeneización a alta presión (de 600 a 1.500 bar) es la tecnología seleccionada para el paso final del programa de fabricación, capaz de producir geles de NFC a escala industrial.