Cristalización por fundido en la industria bioquímica

Aunque los materiales derivados del petróleo sigan dominando la mayor parte del campo de los plásticos consumibles, los plásticos biodegradables se están convirtiendo en elementos altamente atractivos desde un punto de vista económico y medioambiental.

Plásticos biodegradables

Installation DB ETLX 3

Dos son los factores principales que están haciendo que los polímeros biodegradables sean más atractivos que nunca. El primero es el elevado coste de la producción de petróleo, debido en parte a que se están agotando las reservas más accesibles. El segundo gira en torno a los problemas medioambientales y económicos que supone la eliminación de residuos. Estos factores han sido los máximos responsables del desarrollo de los polímeros biodegradables que muestran propiedades similares a las de sus equivalentes derivados del petróleo.

 Piensos

Los polímeros biodegradables se producen a partir de biomasa, como azúcar, almidón, yuca, centeno o maíz, lo que significa que pueden degradarse fácilmente en subproductos ambientalmente aceptables.

Para fabricar un polímero biodegradable que incorpore propiedades comparables a las de los plásticos derivados del petróleo, es necesario que el proceso aguas arriba genere monómeros en su forma más pura posible, ya que la impureza del material de partida puede tener un impacto catastrófico en las propiedades mecánicas o en la resistencia a los rayos ultravioleta de la forma final del polímero.

Si bien es posible aplicar destilación o cristalización por fundido para purificar el monómero, la cristalización por fundido ofrece actualmente las temperaturas de proceso más bajas posibles a las que se puede establecer una separación eficiente de los de monómeros. Comparada con la cristalización por lotes o la cristalización continua por capas, el proceso de cristalización por fundido a partir de suspensiones ofrece un funcionamiento continuo y permite un consumo de energía significativamente más bajo. 

El proceso de cristalización por fundido basado en suspensión continuo de GEA ha sido aplicado satisfactoriamente en la purificación de lactido, por ejemplo. Comenzando con un forraje impuro se consigue un producto lactido ultra puro mediante un proceso de un solo paso; el producto purificado es adecuado para el procesado aguas abajo de una gran variedad de productos finales. Con el proceso de cristalización por fundido basado en suspensión, la tasa de crecimiento de los cristales es más de 1.000 veces menor que la que se obtiene con la cristalización por capas y asegura la formación suave de cristales ultra puros.

Para la separación de sólidos y líquidos, GEA dispone de columnas de lavado capaces de separar los cristales puros del licor madre. Los cristales puros se lavan a fondo en la columna de lavado con su propia suspensión, lo que elimina el uso y la recuperación subsiguiente de un líquido de lavado independiente. Las columnas de lavado de GEA incorporan velocidades de funcionamiento bajas que amplían la vida útil de las piezas móviles.