Líneas de llenado para leche y bebidas láctea

Descripción general de las líneas de llenado de leche

GEA es un experto global en tecnología de llenado y ofrece líneas de llenado completas para leche y bebidas con base láctea en botellas PET y HDPE, desde materias primas hasta productos envasados.

Llenado óptimo para bebidas delicadas

;

La leche y los productos con base láctea son bebidas muy sensibles que, en función de su vida útil, requieren de la descontaminación de su envase antes del llenado. 

La vida útil varía en función del tipo de producto y su pH. Los productos con pH superior a 4,5, como la leche pasteurizada, pueden durar hasta 14 días sin necesidad de descontaminar el envase; hasta 21 o 30 días en el caso de productos ESL (extended shelf life) con un bajo nivel de descontaminación del envase, y hasta 9 meses en el caso de productos UHT que requieren una descontaminación meticulosa.
La vida útil para yogures líquidos y probióticos con pH<4,5 tiene un rango entre 7 y 30 días para los productos pasteurizados cuyo envase no requiere descontaminación, y de entre 40 y 60 días en el caso de productos ESL con bajo nivel de descontaminación de los envases. La vida útil de los productos UHT se alarga hasta 9 meses mediante una descontaminación minuciosa de los envases .

El repertorio de tecnologías de GEA incluye líneas de llenado completas para leche o bebidas con base láctea. ya sea pasteurizada, ESL y UHT, La leche pasteurizada que se distribuye mediante cadena de frío puede envasarse con tecnología de llenado convencional y su envase no requiere un tratamiento específico. Los productos ESL puede llenarse utilizando ABF 4C o Whitebloc ESL. Ambos sistemas emplean H2O2. ABF4C es una tecnología de llenado por soplado aséptico de bloque con descontaminación en seco de la preforma y el tapón (exclusiva para botellas PET), mientras que Whitebloc ESL es una tecnología de bloque con descontaminación en seco de la botella y el tapón para HDPE y también PET. Whitebloc está disponible para manejo desde el cuello o desde la base del envase. El llenado en ambos sistemas se realiza dentro de una cámara limpia: hay un flujo de aire estéril con sobrepresión (desde un filtro HEPA) que abarca todo el área de llenado para evitar su contaminación. La válvula de llenado se controla mediante un caudalímetro electrónico.

La leche UHT y las bebidas con base láctea requieren de llenado aséptico. Pueden llenarse en condiciones asépticas con la mejor tecnología de GEA en términos de fiabilidad y rendimiento: La tencología ABF esteriliza las preformas, tras lo cual se inyecta aire estéril dentro de la preforma, en un entorno que también es estéril; la esterilidad se mantiene durante el proceso de llenado y taponado. Así se minimiza el uso de productos químicos, no es necesario enjuagar las botellas, y puede utilizarse una configuración más sencilla que reduce el consumo energético. Otras soluciones asépticas disponibles son Whitebloc Aseptic para botellas PET y HDPE, y los sistemas de esterilización húmeda como Ecospin y Modulbloc.

Para los productos con base láctea que contengan trozos sólidos de fruta o cereales con un tamaño de hasta 10x10x10 mm, la solución efectiva es la línea de llenado aséptico Dual Fill. La característica exclusiva del sistema Dual Fill es que la línea se compone de dos llenadores diferentes: el dosificador aséptico de pistón PX para los elementos sólidos y el llenador electrónico volumétrico.

Proporcionamos la solución integral: desde el diseño, desarrollo, ingeniería y tecnología, hasta el suministro, instalación y puesta en marcha de una línea completa de llenado