Rotary moulder

Moldeadora rotativa de alta capacidad para procesar galletas de masa blanda y de mantequilla

El control preciso del peso de cada pedazo de masa se combina con un rendimiento superior. La moldeadora rotativa se puede individualizar para cumplir todos los requisitos de procesado, además de formar parte de una línea de producción completa para una amplia variedad de galletas.

La moldeadora rotativa GEA de alta capacidad garantiza un control preciso del peso de la masa y una formación consistente de cada pedazo de masa. Entre sus características estándar, se incluye el tensado y ajuste automático de la cinta. El intercambio de moldes y la sustitución de cintas sin necesidad de utilizar herramientas hace que el cambio entre productos sea fácil y rápido.

Para conseguir una alta capacidad de procesado de productos que requieren tiempos de horneado cortos en un horno largo, GEA puede configurar la unidad con rodillos formadores de mayor diámetro. Esta configuración ofrece una extracción cuidadosa y de alta calidad de los pedazos de masa desde los moldes hasta la cinta del horno.

Las unidades de moldeo rotativas GEA pueden equiparse con control por serovomotor para una mayor precisión. Los ajustes se realizan con una sencilla interfaz del operario, y hay un sistema de almacenamiento de recetas que garantiza el rápido cambio entre productos para acortar el tiempo de inactividad. 

Es posible incorporar funciones opcionales y accesorios que se integran con la moldeadora rotativa, como un distribuidor de huevo batido con cepillos o rodillos, un rociador de azúcar, una unidad de glaseado de tipo aerosol, una impresora de tinta y máquinas para coberturas. Todos los equipos de GEA están diseñados para cumplir los requisitos de seguridad, limpieza e higienización más estrictos.