Tecnología de control de emisiones de GEA GEA Cyclone

Separadoras centrífugas de GEA para la depuración de gases de escape en la industria de procesos.

Principio de recogida: El gas para depurar se introduce en el flujo rotativo de una cámara de recogida cilíndrica donde se generan fuerzas centrífugas que arrojan las partículas de polvo contra la pared externa. El polvo desciende desde ahí hasta la tolva de recogida de polvo mientras que el gas depurado sale por un tubo central. La eficacia de la recogida depende esencialmente del tamaño de las partículas de polvo, la gravedad específica del polvo y las proporciones específicas de la separadora centrífuga. Debido al alto grado de eficiencia de recogida demandado en la actualidad, las unidades centrífugas suelen utilizarse solo como separadoras preliminares y de partículas gruesas para, por ejemplo, proteger los ventiladores, las superficies calefactoras de la caldera y los intercambiadores de calor contra desgaste o formación de depósitos y para reducir la carga de polvo de separadoras finales más eficientes. Las separadoras centrífugas también se emplean en la tecnología de procesos químicos, como por ejemplo, en sistemas de reciclaje de polvo. El tamaño de partículas inferior que puede recogerse con eficiencia está comprendido entre 5 y 10 µm, dependiendo de las propiedades del polvo. La caída de presión oscila entre 6 y 20 mbar. Existen dos tipos de separadoras centrífugas. Cyclone y multiclones.

Cyclones

GEA Cyclone

Cyclones son idóneos para alcanzar un nivel medio de eficiencia de recuperación. Su diámetro suele oscilar entre 0,5 y 5 m dependiendo del caudal de gas; puede ser superior en casos especiales. Se emplean sobre todo para reducir el contenido de polvo antes de una etapa de limpieza fina o del uso de ventiladores, y puede diseñarse para admitir temperaturas de gas de hasta 1.000 °C.

La mayor parte de los ciclones de GEA se emplean para el desempolvado previo de gases residuales con carga de polvo.

 

Multiclones

GEA Multiclone

Un multiclón utiliza menos espacio que un ciclón grande con el mismo nivel de rendimiento. El tipo de estructura y la disposición de la entrada y salida de gases pueden modificarse dentro de amplios límites, lo que permite incorporar fácilmente multiciclones a las plantas existentes.

El multiclón se compone de un elevado número de tubos de recogida dispuestos en paralelo (230 mm de diámetro) con anillo de álabe ranurado que fuerzan la rotación del gas con cargas de polvo. El gas depurado asciende por los tubos de recogida hasta introducirse en los colectores de gas limpio. El diseño inclinado de estos tubos permite acceder fácilmente a los multiciclones para su inspección. Los tubos de los multiclones presentan un diámetro inferior al de un ciclón grande y, por lo tanto, es posible alcanzar fuerzas centrífugas superiores.

Por lo tanto, también pueden recogerse partículas de polvo relativamente finas (2 -5 µm) del gas portador. La distribución del volumen de gas por numerosos elementos individuales favorece la acumulación cantidades de polvo reducidas en las superficies de recogida, de modo que es posible aplicar largos intervalos de mantenimiento incluso si se recoge polvo altamente abrasivo.

Contacto

¿En qué podemos ayudarle?

Multiclones

Un multiclón utiliza menos espacio que un ciclón grande con el mismo nivel de rendimiento. El tipo de estructura y la disposición de la entrada y salida de gases pueden modificarse dentro de amplios límites, lo que permite incorporar fácilmente multiciclones a las plantas existentes. El multiclón se compone de un elevado número de tubos de recogida dispuestos en paralelo (230 mm de diámetro) con anillo de álabe ranurado que fuerzan la rotación del gas con cargas de polvo. El gas depurado asciende por los tubos de recogida hasta introducirse en los colectores de gas limpio. El diseño inclinado de estos tubos permite acceder fácilmente a los multiciclones para su inspección. Los tubos de los multiclones presentan un diámetro inferior al de un ciclón grande y, por lo tanto, es posible alcanzar fuerzas centrífugas superiores. Por lo tanto, también pueden recogerse partículas de polvo relativamente finas (2 -5 µm) del gas portador. La distribución del volumen de gas por numerosos elementos individuales favorece la acumulación cantidades de polvo reducidas en las superficies de recogida, de modo que es posible aplicar largos intervalos de mantenimiento incluso si se recoge polvo altamente abrasivo.

 

Contacto

¿En qué podemos ayudarle?