Sistemas de tratamiento de agua de lastre BallastMaster ultraV

BallastMaster

BallastMaster ultraV es un sistema de tratamiento de agua de lastre mecánico y físico de alta eficacia con capacidad para tratar 1000 m³/h, incluida agua con alta concentración de organismos y partículas. El sistema en 2 fases combina la filtración mecánica previa con la posterior desinfección del agua de lastre mediante rayos UV-C. En este proceso no se emplean productos químicos ni se generan subproductos peligrosos.

Limpieza inicial mediante filtración mecánica

Tratamiento de agua de lastre

En la primera fase de filtración mecánica se eliminan todos los organismos y las partículas sedimentables con tamaño superior a 20 micras. Esto impide que las partículas se acumulen en los tanques de agua de lastre conforme a los requisitos del convenio de la OMI. También garantiza resultados óptimos en la segunda fase de desinfección del agua de lastre. El módulo del filtro se limpia de forma automática mediante la extracción de vacío (proceso de autodepuración).

Desinfección mediante UV-C

Desinfección de agua de lastre mediante UV-C

En la segunda fase, el agua de lastre previamente filtrada se desinfecta mediante radiación UV-C. La radiación UV-C monocromática (254 nm) elimina organismos como bacterias o fitoplancton. La microcavitación inducida por el ultrasonido garantiza una eliminación eficaz y permanente de las biopelículas y del material no orgánico sedimentado en los tubos de UV-C.

Desinfección fiable según los requisitos de la OMI y de la Guardia Costera de EE.UU. (USCG)

La desinfección por rayos UV-C y la limpieza ultrasónica ofrecen resultados permanentes y de gran calidad de acuerdo con las directrices de la OMI, y han sido catalogados como sistema AMS por la Guardia Costera de EE.UU. (USCG) en una carta de aceptación. Esto permite estar seguro de superar los controles en puerto. El Organismo Federal Marítimo e Hidrográfico aprobó el sistema BallastMaster ultraV en 2011.

Ventajas:

  • Funcionamiento sin sustancias químicas, sin subproductos ni eliminación de residuos, de forma cómoda
  • Radiación UV de baja presión y alta eficiencia energética
  • La luz UV-C afecta al ADN de los organismos
  • Alto poder de desinfección permanente
  • Supervisión de la intensidad de la radiación UV mediante un sensor
  • Inactivación segura de siete patógenos resistentes al cloro, como Cryptosporidium
  • Poco mantenimiento y control por menús increíblemente fácil
  • Tamaño reducido e instalación sencilla
  • Para instalaciones nuevas y aplicaciones de reacondicionamiento

 

Contacto

¿En qué podemos ayudarle?