Descontaminación de recipientes Bloque de llenado ESC Whitebloc

Deben cumplirse unos requisitos especiales cuando se descontaminen botellas para bebidas con base láctea y otras bebidas, pues deben tener una vida útil de hasta 60 días. Whitebloc es la solución de descontaminación de recipientes que cumple dichos requisitos.

Whitebloc es un nuevo concepto tecnológico diseñado específicamente para la industria láctea, que es idóneo para el manejo de recipientes HDPE y PET y que, combinado con el llenador Fillstar DX, se encuentra disponible para todas las aplicaciones de productos ESL distribuidos en la cadena de frío. Whitebloc permite que los usuarios elijan el objetivo de descontaminación correcto para cada tipo de producto, muy o poco ácido, de acuerdo con la vida útil requerida. Whitebloc utiliza una tecnología completamente seca basada en el tratamiento con H2O2.

Bloque de llenado ESL basado en H2O2 para llenado de productos delicados en botellas de PET o HDPE distribuidas en la cadena de frío

Detalle del tratamiento basado en H2O2 para recipientes PET o HDPE
Detalle del tratamiento basado en H2O2 para recipientes PET o HDPE

El proceso se realiza en dos fases distintas. Durante la fase de dosificación, las botellas entran en el primer carrusel, donde un sistema de boquillas dosifica una pulverización de solución de H2O2. Todos los puntos críticos se controlan de manera automática para garantizar una máxima eficacia de descontaminación (reducción de hasta 5 Log con respecto a A.brasiliensis al final del tratamiento).
Un sistema Smart SensorTM comprueba la presión y el caudal de H2O2 en cada boquilla en tiempo real haciendo que el sistema sea fácil de controlar y fiable, evitando paradas causadas por atascos.
La fase de activación tiene lugar en el segundo carrusel. Aquí, las botellas se lavan con aire estéril caliente que activa el H2O2, purga los peróxidos y consigue un nivel final de peróxidos inferior a 0,5 ppm.
El sistema entero es muy sencillo, no tiene piezas móviles ni válvulas en los dos carruseles de tratamiento, y resulta muy eficaz. No necesita agua. Whitebloc tiene un diseño muy compacto con todos los auxiliares a bordo para conseguir una reducida huella de espacio.
El sistema de gestión por cuello NeckFlex es adecuado tanto para recipientes PET y HDPE, y permite tratar una enorme gama de botellas, desde las de ’un servicio’ de 200 ml hasta las de formato de 1 galón US, a baja, media y alta velocidad. 

La Caja Limpia: clave de la tecnología ESL

La caja limpia es una barrera física del entorno ultralimpio. Para evitar que las botellas se vuelvan a contaminar después de su tratamiento con H2O2, la zona del llenador/taponadora se rodea con un flujo de aire estéril (desde un filtro HEPA). Este aire estéril incorpora una sobrepresión ambiente de 10 Pa.
Todas las superficies de la caja limpia son accesibles y muy fáciles de limpiar. 

Sterilcap VHP L: tecnología de H2O2 seco para descontaminación de tapones

Sterilcap VHP L: tecnología de H2O2 en seco para la esterilización de tapones
Sterilcap VHP L: tecnología de H2O2 en seco para la esterilización de tapones

Sterilcap VHP L es un sistema totalmente seco diseñado para manejar tapones planos o deportivos. Su excepcional flexibilidad significa que puede manejar un amplio rango de objetivos de descontaminación —hasta 5 Log con A.brasiliensis— para cumplir la vida útil requerida.
En la fase de precalentamiento, los tapones se someten al perfil de temperatura idóneo para evitar cualquier riesgo de condensación: esto permite un peróxido residual total muy bajo (<0,05 ppm).
A pesar de una efectiva y resistente descontaminación, el caudal de VHP realiza un delicado tratamiento sobre los tapones que no elimina el agente de deslizamiento: los tapones son empujados hacia adelante mediante gravedad y el caudal de vahos.

Sterilfoil VHP L: tecnología de H2O2 seco para descontaminación de lámina

Mediante una acción combinada de H2O2 condensado y del tratamiento VHP (C-VHP), el sistema consigue una máxima eficacia de descontaminación (hasta 6 Log con B.atrophaeus). La construcción mecánica sencilla ofrece a los clientes un sistema de cierre seguro e higiénico para los recipientes de HDPE.
Un conducto compacto de esterilización permite una descontaminación interna y externa simultánea. Las láminas se empujan hacia adelante en un caudal presurizado VHP por raíles formados para que cambien los puntos de contacto durante la esterilización. El conducto de esterilización se calienta eléctricamente en ambos lados para evitar la condensación de H2O2, que se atasque la lámina y para que no produzcan daños que más tarde resultarían en un mal rendimiento de la torreta de láminas.