Llenadores Asépticos Dosificador Aséptico de Pistón PX

El llenado aséptico de bebidas con pedazos grandes se realiza en un sistema que consta de dos llenadores diferentes: el dosificador aséptico de pistón PX para partículas sólidas y un llenador electrónico volumétrico para bebidas no gasificadas.

El sistema aséptico Dual Fill permite embotellar bebidas no gasificadas, muy ácidas y poco ácidas, que contengan pulpa, fibras y pedazos de fruta o cereales con un tamaño de hasta 10x10x10 mm, o productos cuya densidad no permita una distribución consistente de los pedazos.

Dosificación aséptica en frío para frutas y cereales

La mayor parte de las bebidas que contienen pedazos sólidos disponibles en el mercado se llenan en botellas o latas utilizando una técnica de llenado en caliente, o se esterilizan en autoclave después de llenarlas. Sin embargo, esto presenta distintos problemas: el tratamiento por calor —que debe estar en un nivel superior para penetrar en los pedazos sólidos— puede tener efecto en el sabor y la eficacia nutricional de la bebida; los recipientes deben ser lo bastante robustos como para soportar las temperaturas y presiones implicadas en el proceso sin deformarse, y el proceso en su totalidad consume mucha energía.

El sistema aséptico Dual Fill desarrollado por GEA es el primer proceso que puede utilizarse para llenar botellas PET y HDPE en un entorno de llenado en frío con el alto nivel de precisión que se requiere.

El sistema aséptico Dual Fill tiene dos carruseles de llenado separados, ambos colocados dentro de un aislador microbiológico: el dosificador aséptico de pistón PX para partículas sólidas con un volumen definido entre 30 y 150 ml; y un llenador electrónico volumétrico, que es el estándar de la industria para el llenado aséptico de bebidas.

El llenado de las botellas tiene lugar en dos operaciones: primero se dosifican las partículas sólidas y después se añade la fase líquida. El dosificador aséptico de pistón PX es sencillo pero efectivo: tiene un pistón accionado por una leva que introduce el volumen prescrito de partículas sólidas en un cilindro antes de inyectarlas en la botella PET preparada. Después, la botella se mueve al llenador para agregar el zumo líquido y completar el proceso de llenado aséptico.

El sistema Dual Fill requiere una línea de proceso con dos corrientes: una dedicada al tratamiento térmico de los pedazos sólidos y una para el tratamiento térmico del líquido transparente.

Ventajas

El dosificador aséptico de pistón PX maneja todo el proceso de embotellado en condiciones de asepsia en las botellas PET ligeras, eliminando la necesidad del tratamiento por calor posterior.

Las ventajas para los fabricantes de bebidas son considerables. Los costes energéticos se reducen significativamente; la dosificación y la densidad de portador se pueden controlar con mayor precisión; las botellas ligeras reducen la cantidad de PET consumida; los costes de transporte se reducen gracias a que las cargas son más ligeras; y los costes para reciclar las botellas usadas también son menores.

Para el consumidor, las ventajas son aún más notables: las bebidas tienen mejor sabor. Evitar el tratamiento por calor significa que las bebidas se pueden disfrutar exactamente como debería ser —llenas de sabor y de propiedades naturales saludables. Los minoristas también se benefician de un aumento de las ventas y una duración de almacenamiento más larga.